Toma de muestras sanguíneas

Toma de muestras sanguíneas

Anteriormente vimos las generalidades de las muestras biológicas humanas. Conformaron la antesala del tema de toma de muestras biológicas, en la que volvíamos a generalizar sobre el tema, acotándolo lo suficiente para poder tratar las técnicas, con sus peculiaridades, por separado. De este modo, podemos afrontar el tema de toma de muestras sanguíneas de manera específica.

Toma de muestras sanguíneas

Es el tipo de muestra más usado habitualmente para los estudios analíticos. Lo es por la riqueza de datos que puede aportar, por su funcionalidad y por su facilidad de obtención. Dependiendo del tipo de estudio que se vaya a realizar, el tipo de muestra puede ser sangre total, plasma o suero.

Una correcta extracción de sangre es parte fundamental del proceso analítico. Una de las incidencias de extracción más importantes de registrar, especialmente en UCI o en Urgencias, es la hora exacta de extracción, ya que puede ser importante en la interpretación de los resultados y en la adopción de medidas terapéuticas.

La toma de muestras sanguíneas consiste en obtener una muestra de sangre para su análisis clínico. Esta muestra puede ser de sangre arterial, venosa o capilar.

Punción capilar

La punción capilar consiste en pinchar el pulpejo del dedo o el lóbulo de la oreja con una lanceta. En niños menores de 4 años se realiza en el talón del pie. Una vez realizada la punción se procede a presionar suavemente para extraer la sangre capilar, cuya primera gota se desecha.

El lugar de la punción debe ser previamente desinfectado con alcohol de 70º, y tras desechar la primera gota con una gasa estéril, la segunda gota se puede utilizar para determinaciones como la glucosa o para realizar un frotis sanguíneo sobre un portaobjetos.

La obtención de sangre por punción capilar es el procedimiento de elección en niños pequeños. La venopunción puede ser difícil y traumática en estos casos y la cantidad de sangre a extraer es pequeña.

Toma de muestras sanguíneasToma de muestra capilar para la técnica de tinción de reticulocitos en el laboratorio

Punción venosa

La sangre venosa se utiliza para estudios hematológicos, inmunológicos, microbiológicos y bioquímicos. Es el tipo de muestra más utilizada en el laboratorio y es el DUE quien se encarga de la técnica.

Por normal general, el paciente debe acudir a la extracción en ayunas de 10-12 horas, sobre todo para determinaciones bioquímicas. Las venas más utilizadas para la punción son la cubital, la cefálica y la basílica. En los niños, especialmente en los lactantes, se recurre a las venas superficiales del craneo o a la yugular externa.

  1. Desinfectar el lugar de punción con alcohol de 70º, excepto en la determinación de alcoholemia, que se utilizará cualquier desinfectante que no contenga alcohol. Una vez desinfectada la zona de punción no se debe palpar de nuevo la vena.
  2. Aplicar el compresor venoso mientras canalizamos la vena, excepto para el Acido Láctico. Retirarlo en el momento que la sangre comienza a fluir en el primer tubo en caso de extracción con Vacutainer, pues se debe evitar el estasis venoso. Si se usa jeringa y aguja se retirará el compresor antes de retirar la aguja de la vena.
  3. Durante la punción, el portatubos (Vacutainer) debe estar colocado en un ángulo aproximado de 15º con respecto al brazo. La aguja debe introducirse a lo largo del curso de la vena hasta que la luz de la misma esté totalmente en el interior de la vena.
  4. Asegurarse de que el sistema de vacío ha recogido el volumen de sangre adecuado. Una exacta proporción de sangre y anticoagulante es fundamental en el proceso analítico
  5. Homogeneizar los tubos varias veces por inversión. Esencial para asegurar una perfecta mezcla de la sangre con el anticoagulante.
  6. Mientras se retira la aguja se aplicará una gasa, haciendo presión, sobre la zona de punción. A continuación se
    aplicará un apósito.

Toma de muestras sanguíneas

Orden necesario en la extracción de sangre venosa

El orden de uso de los tubos es importante para prevenir la contaminación de las muestras por anticoagulantes no deseados. Deben seguir el siguiente orden:

  1. Tubo para análisis de suero. Sin anticoagulante.
  2. Tubo para pruebas de coagulación. Con Citrato de sodio como anticoagulante.
  3. Tubos restantes con anticoagulantes. EDTA, Heparina de litio, jeringas de gasometría o tubos para VSG.

El tubo de citrato, destinado a pruebas de coagulación, debe extraerse siempre antes que los que llevan otros anticoagulantes. De esta manera no se contamina la muestra con EDTA o Heparina de litio, lo cual puede interferir en el estudio de coagulación. Si es el único tubo a extraer o tiene que ser el primero, antes se debería llenar un tubo de descarte con unos 5 ml de sangre, con objeto de eliminar la posible contaminación de la muestra con tromboplastina tisular procedente del lugar de punción. La contaminación con tromboplastina tisular o los anticoagulantes mencionados alterará el estudio de coagulación de la muestra.

Tubos para la extracción de sangre venosa

Los tubos más utilizados, para la toma de muestras sanguíneas de carácter venoso, son los siguientes:

  • Tubo sin anticoagulante: Utilizados para la obtención de suero. No llevan anticoagulante aunque sí contienen activadores, que facilitan la retracción del coágulo, y gel separador, que facilita la separación de suero y coágulo tras la centrifugación.
  • Tubo con EDTA: Contiene como anticoagulante el EDTA tripotásico. Es el tubo utilizado para la
    hematimetría (hemogramas), Banco de Sangre y otras pruebas. Con ella se obtiene sangre total anticoagulada.
  • Tubo con Heparina de Litio: Contiene como anticoagulante la Heparina de Litio. Se utiliza para realizar determinaciones bioquímicas y algunas técnicas especiales. Con ella se obtiene sangre total anticoagulada para la obtención de plasma tras centrifugación. No apto para determinación de Litio en sangre.
  • Tubo con Citrato (para coagulación): Contienen como anticoagulante citrato trisódico. El citrato viene en una cantidad prefijada para mezclarse con un volumen fijo de sangre; la exacta proporción de
    sangre y anticoagulante es crucial en la realización de las pruebas de coagulación, ya que si no es la adecuada, los resultados se alteran. Con ella se obtiene el plasma, tras centrifugación de la sangre anticoagulada.
  • Tubo con Citrato (para VSG): Contiene también como anticoagulante citrato trisódico, aunque la concentración es distinta que en el citrato de coagulación. Se utiliza exclusivamente para la determinación de la Velocidad de Sedimentación Globular. Con ella se obtiene sangre total anticoagulada.

Existen más tubos con diferentes anticoagulantes, como por ejemplo la heparina sódica, utilizada para determinaciones inmunológicas y bioquímicas. También para pruebas de alcoholemia, donde se utiliza un tubo con oxalato potásico y fluoruro sódico.

Colores y tamaños de tubos para la extracción de sangre venosa

Los tubos pueden ser de diferentes tamaños según su capacidad, que van desde volúmenes inferiores al mililitro hasta los 10 ml.

En cuanto a los colores de los tapones, según el proveedor que usemos, pueden sufrir ciertas variaciones:

  • Tapón rojo: Tubo seco, sin anticoagulante. Se obtiene suero tras retracción del coágulo. Se utiliza para pruebas cruzadas en banco de sangre.
  • Tapón rojo, marrón o amarillo: Tubos de suero. No contienen anticoagulante pero sí gel. Se utiliza para determinaciones bioquímicas y serológicas.
  • Tapón violeta: Tubo con EDTA. Se emplea en Hematología y Banco de Sangre.
  • Tapón verde: Pueden contener Heparina de Litio o Heparina Sódica. Se emplea en Bioquímica e Inmunología.
  • Tapón negro: Con anticoagulante Citrato Trisódico en proporción 1:4 (o 1/5). Se utiliza para Velocidad de Sedimentación Globular (VSG).
  • Tapón azul: Con anticoagulante Citrato Trisódico en proporción 1:9 (o 1/10). Se utiliza para estudios de coagulación.

Pese a la identificación por colores en los tapones, conviene comprobar siempre el tipo de anticoagulante que lleva el tubo anotado en la etiqueta.

Toma de muestras sanguíneasTubos para determinación de VSG. Para dispensación con jeringa y aguja. NO Vacutainer.

Extracción de sangre venosa para hemocultivo

A la extracción de sangre venosa para cultivo se le denomina hemocultivo. Se suele realizar cuando el paciente tiene un pico febril y se quiere detectar cuál es el microorganismo causante. Se necesitan dos frascos diferentes por muestra, uno para microorganismos aerobios y otro para anaerobios.

La toma de muestras debe ser seriada y han de ser tres en total (de aerobios y anaerobios), cada 30 minutos.

Punción arterial

Los sitios más comunes de punción arterial son las arterias femoral, braquial o radial. En recién nacidos o en lactantes pueden utilizarse otros lugares, como la arteria umbilical o las arterias del cuero cabelludo.

La punción arterial es necesaria fundamentalmente para la realización de gasometrías, ya que los resultados de la gasometría venosa tienen menos fiabilidad.

Una vez desinfectado el lugar de punción, se palpa la arteria con el dedo índice y medio de la mano que quede libre. Cuando se perciba la pulsación se inserta la aguja en el espacio que queda entre ambos dedos, en un ángulo de 45-60º.

La cantidad usual de muestra es de 2 a 4 ml y debe ser enviada de forma inmediata al laboratorio, ya que en caso contrario los valores se alterarán y el resultado no será fiable. Una vez que lleguen las jeringas con la muestra al laboratorio, éstas deben conservarse en hielo hasta el momento de su análisis en el gasómetro. La jeringa está heparinizada y viene previamente preparada, lista para su uso inmediato y su posterior utilización en el gasómetro.

Cuando la muestra llega al laboratorio, es preciso retirar un poco de la misma en una gasa para retirar el coágulo, si lo hubiese. De este modo evitaremos que si existe coágulo, éste penetre en el gasómetro, invalide la medición y nos obligue a realizar un lavado del circuito para continuar con las gasometrías.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies