Tinción simple de microorganismos

Tinción simple de microorganismos

La tinción simple de microorganismos fue una de las primeras prácticas que realicé mientras cursaba la asignatura de microbiología. Durante mis estudios del CFGS de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.

Cabe destacar que, pese a que la práctica está titulada como “tinción simple de microorganismos”, en realidad se tiñeron únicamente bacterias. De hecho, el fundamento de esta práctica habla en todo momento de pared bacteriana.

También me he dado cuenta de que este apartado de las prácticas de microbiología dejan un poco que desear en cuanto a contenido, por pura y dura simpleza. Esto es debido a que nuestra profesora de microbiología no quería fundamentos que se salieran de lo extrictamente básico.

En el caso de esta práctica se podría haber indagado un poco más en el funcionamiento de la afinidad de los colorantes a los diversos componentes de la pared bacteriana.

En futuras entradas reconstruiré los fundamentos de las prácticas de microbiología. Trataré de ampliarlos y mejorarlos, y a juicio del lector quedará si lo he conseguido o no. El motivo por el que en esta práctica no hago lo mismo, es debido a que, existiendo la tinción de Gram, no tiene mucho sentido.

El objetivo real de esta práctica era coger soltura en la creación de extensiones de microorganismos y en el uso de colorantes. Era la antesala de la tinción de Gram, una práctica con una importancia mucho mayor.

Tinción simple de microorganismos

Título

Tinción simple de microorganismos.

Objetivo

Realizar con éxito una tinción simple de microorganismos y visualizar éstos al microscopio óptico.

Fundamento

Una tinción simple se fundamenta en la afinidad que va a tener la pared bacteriana por un colorante.

Es una técnica de decantación en la que se hace uso de los puentes de tinción, en los que se colocan los portaobjetos con las preparaciones secas y fijadas. La técnica de tinción se realiza según el protocolo.

Se usa un solo colorante para teñir la pared bacteriana y observar así su morfología y agrupación. No sirve para visualizar estructuras puesto que rara vez se tiñen.

Los colorantes más utilizados son azúl de metileno, fuchsina, verde malaquita, violeta de genciana, cristal violeta, verde janús y rojo fenol.

Material

  • Placa de Petri con muestra sembrada sobre un medio de cultivo.
  • Asa de siembra de platino.
  • Mecheros Bunsen de gas centralizado.
  • Papal de filtro.
  • Portaobjetos.
  • Microscopio óptico.
  • Agua destilada.
  • Colorante.
  • Pipeta pasteur de plástico.

Técnica

  1. Realizar la extensión sobre un portaobjetos a partir de la muestra.
  2. Dejar secar al aire.
  3. Fijar la extensión con calor.
  4. Teñir el portaobjetos por decantación, y esperar el tiempo necesario según el colorante utilizado:
    • Azul de metileno: 1 minuto.
    • Violeta de genciana: 30-45 segundos.
    • Cristal Violeta: 15 segundos.
    • Fuchsinas y safraninas: 1 minuto.
  5. Lavar la preparación con agua destilada para eliminar el exceso de colorante.
  6. Dejar secar la preparación al aire.
  7. Observar la preparación al microscopio óptico.

Resultados

Nuestro grupo realizó la tinción de safranina, utilizando dicho colorante. Los microorganismos se teñían de color rojo.

En nuestra preparación pudimos observar cocos agrupados, principalmente en tétradas. También se observaron de forma individual y en forma de diplococo.

Tinción simple de microorganismosImagen tomada con el objetivo de 40X (Resolución de 400X)

Observaciones

Tuvimos dificultades a la hora de extender una cantidad determinada de microorganismos, en la cual siempre pecábamos por exceso sobrecargando la extensión. De este modo no podíamos visualizar el agrupamiento real de los microorganismos, ya que al haber una alta carga de ellos en poco espacio, éstos se agrupaban en grandes cantidades.

Debido a estas dificultades tuvimos que extender en varias ocasiones, practicando así la toma de la cantidad propicia de muestra de microorganismo para realizar una buena extensión.

Probamos también la tinción de azul de metileno y de cristal violeta, pero debido a que no habían sido filtrados previamente nos encontramos precipitados de colorante en las extensiones. Estos precipitados nos dificultaron enormemente la visualización y la identificación bacteriana entre cocos y bacilos.

Por último, debido a la necesidad, utilizamos agua desionizada en lugar de agua destilada.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies