Tinción de panóptico rápido

La práctica de la tinción de panóptico rápido la realicé, durante mis estudios, en la asignatura de Hematología. Esta práctica complementa a la temática de tinciones hematológicas.

Tinción de panóptico rápido

Título

Tinción de panóptico rápido

Objetivo

Aprender a realizar la tinción de panóptico rápido

Fundamento

La técnica de la tinción de panóptico rápido permite una preparación rápida de frotis sanguíneos teñidos mediante un uso sucesivo de tres soluciones o colorantes.

Consigue menos resolución de las estructuras celulares que la tinción de May-Grünwald-Giemsa y la tinción de Wright. Pero su elaboración es más rápida y más sencilla.

Este método aúna la policromía y la calidad del método clásico con una rapidez de 15 segundos. Hay que tener en cuenta que se trata de una tinción diferencial que no reúne los requisitos para ser considerada tinción tipo Romanowsky.

Material

  • Tres cubetas de tinción.
  • Cestillo de tinción.
  • Extensiones sanguíneas.
  • Papel de filtro.
  • Empapadores.
  • Agua destilada.

Reactivos

  • Reactivos de panóptico rápido.
    • Solución fijadora.
    • Colorante ácido.
    • Colorante básico.

Técnica

  1. Llenar las tres cubetas de tinción, cada una de ellas con un reactivo de panóptico rápido.
  2. Colocar las cubetas de tinción y la cubeta con agua en el siguiente orden:

    1. Solución fijadora.
    2. Colorante ácido.
    3. Colorante básico.
    4. Agua destilada.
  3. Sumergir el cestillo de inmersión, con las extensiones sanguíneas dentro, 5 veces en la primera cubeta de tinción con la solución fijadora. Cada inmersión debe durar un segundo.
  4. Escurrir y secar el cestillo en los empapadores.
  5. Sumergir el cestillo de inmersión 5 veces en la segunda cubeta de tinción con el colorante ácido. Cada inmersión debe durar un segundo.
  6. Escurrir y secar el cestillo en los empapadores.
  7. Sumergir el cestillo de inmersión 5 veces en la tercera cubeta de tinción con el colorante básico. Cada inmersión debe durar un segundo.
  8. Escurrir y secar el cestillo en los empapadores.
  9. Sumergir el cestillo de inmersión en la cubeta con agua destilada.
  10. Limpiar los restos de colorante de cada extensión con agua destilada.
  11. Secar las extensiones sanguíneas al aire y en vertical.
  12. Visualizar las preparaciones al microscopio óptico para comprobar la calidad de la tinción.

Resultados

Tinción de panóptico rápido

En esta imagen podemos apreciar los reactivos de la tinción de panóptico rápido. El recipiente de la izquierda contiene el colorante ácido. El recipiente del medio contiene el colorante básico. Y finalmente, el recipiente de la derecha contiene la solución fijadora.

tinción de panóptico rápido

Vemos sumergido el cestillo de tinción, con las extensiones sanguíneas, en la solución fijadora. Se sumerge durante un segundo y se saca de la cubeta. Se repite la maniobra durante cinco veces.

Tinción de panóptico rápido

En la imagen vemos sumergido el cestillo de tinción en el colorante ácido. Se sumerge durante un segundo y se saca de la cubeta. Se repite la maniobra durante cinco veces.

Tinción de panóptico rápido

Finalmente, como se aprecia en la imagen, se sumerge el cestillo en la cubeta con el colorante básico. Se sumerge durante un segundo y se saca de la cubeta. Se repite la maniobra durante cinco veces. Podemos observar también el lugar donde se ha escurrido el cestillo, en el paso previo de inmersiones entre cubeta y cubeta.

Tinción de panóptico rápido

En la imagen podemos apreciar un monocito observado al microscopio óptico, procedente de una extensión sanguínea teñida con panóptico rápido. La imagen está ampliada ópticamente con la cámara. Se visualizó con el objetivo de inmersión (100X) a una resolución de 1000X.

Tinción de panóptico rápido

En esta imagen podemos apreciar un neutrófilo segmentado observado al microscopio óptico, procedente de una extensión sanguínea teñida con panóptico rápido. La imagen está ampliada digitalmente. Se visualizó con el objetivo de inmersión (100X) a una resolución de 1000X.

Observaciones

  • Por necesidad, en lugar de agua destilada utilizamos agua desionizada.
  • Se debe escurrir bien el cesto entre cubeta y cubeta, para evitar contaminar los reactivos entre sí en la medida de lo posible. Aunque si teñimos muchas extensiones sanguíneas veremos que, con los pocos restos que queden de colorantes en los cestillos, la solución fijadora será la primera en ir cambiando de color, contaminándose principalmente con el colorante básico. Esto se puede evitar si, una vez finalizada la técnica, se limpia el cestillo concienzudamente antes de proceder a la tinción de la siguiente tanda de extensiones sanguíneas.
  • Se debe esperar un segundo entre inmersiones, es decir, un segundo dentro del reactivo y otro fuera. Finalmente, en total, serían 10 segundos por cubeta.
  • La intensidad y resolución de la tinción pueden variar en función del tiempo. También pueden variar en función de las repeticiones de las inmersiones dentro de los colorantes.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies