Sistema Chido-Rodgers

El Sistema Chido-Rodgers es un sistema de grupos sanguíneos con cierta relevancia en los laboratorios de inmunohematología de Banco de Sangre. Otros sistemas vistos con anterioridad son:

Orígenes del sistema

Los orígenes del Sistema Chido-Rodgers se remontan al año 1962. En ese año se identificaba por primera vez el anticuerpo Anti-Chido. Entre 1964 y 1965 se identificó el mismo anticuerpo en seis pacientes distintos, pero hubo que esperar hasta 1967 para su anuncio oficial. De este modo quedó instaurado, de manera oficial, el grupo sanguíneo Chido, cuyo nombre procede de uno de los primeros pacientes en los que se detectó su correspondiente anticuerpo.

El grupo sanguíneo Rodgers tuvo que esperar al año 1976. En ese año se oficializaba la identificación de su correspondiente anticuerpo, que recibió el nombre del paciente en el que se detectó por primera vez: el señor Rodgers.

Con el tiempo, además de conformar su propio sistema, ambos grupos sanguíneos recibieron el nombre de Chido1 y Rodgers1.

Grupos sanguíneos que conforman el Sistema Chido-Rodgers

Nueve grupos conforman este sistema. Estos grupos vienen determinados por la presencia de sus respectivos antígenos, pero, a diferencia de otros, estos antígenos no se encuentran presentes en la superficie de los hematíes. Los antígenos se encuentran presentes en la fracción C4D del complemento, es decir, son antígenos plasmáticos.

Estos antígenos se adsorben, junto al C4D, a la superficie de los hematíes. Este hecho resulta esencial para comprender el motivo por el que forman parte de los sistemas de grupos sanguíneos.

Antígenos del Sistema Chido-Rodgers

La numeración y los nombres de los 9 antígenos del sistema están designados por la International Society of Blood Transfusion de la siguiente manera:

Antígenos del Sistema Chido-Rodgers
Antígenos del Sistema Chido-Rodgers.

Estos antígenos son destruídos en presencia de enzimas proteolíticas como la papaína o la ficina. Esta información es de gran utilidad de cara al diagnóstico en el laboratorio de inmunohematología.

Estadísticas del sistema

La gran mayoría de los antígenos del sistema son considerados antígenos de alta incidencia, ya que superan el 95% de prevalencia en la población. Ésto quiere decir que el 5% de la población no posee el antígeno en su plasma. El único antígeno que no sigue esta consigna es el antígeno WH, cuya prevalencia oscila alrededor del 15%. El 85% de la población es negativa para el antígeno, situándolo muy cerca de los antígenos de baja incidencia.

Estos datos estadísticos son propios de la población caucásica y afroamericana, sin datos estadísticos procedentes de la población asiática.

Anticuerpos del Sistema Chido-Rodgers

Los anticuerpos frente a los antígenos de este sistema son de naturaleza IgG y de carácter inmune. No causan Reacción Transfusional y tampoco causan Enfermedad Hemolítica del Recién Nacido. La problemática de estos anticuerpos es su acción de interferencia, ya que se comportan como panaglutininas. Forman parte de los llamados HTLA (anticuerpos de alto título y baja afinidad).

Su verdadera problemática reside en que pueden ocultar anticuerpos irregulares de mucha mayor importancia. Un autocontrol negativo, un patrón heterogéneo en el panel de anticuerpos irregulares y su desaparición con enzimas son claves para sospechar de la existencia de uno de estos anticuerpos. El Test de Coombs Directo (TCD) y las pruebas cruzadas tienden a tener resultados diversos, aunque generalmente son negativos e incompatibles respectivamente.

Para adsorber estos anticuerpos puede resultar de utilidad la utilización de un pool de plasmas.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies