Prevención y control de la infección nosocomial

Para hablar sobre Prevención y Control de la Infección Nosocomial, debemos tener en cuenta una serie de consideraciones.

La Organización Mundial de la Salud, en su guía sobre la Prevención de las Infecciones Nosocomiales establece lo siguiente:

La prevención de las infecciones nosocomiales constituye una responsabilidad de todas las personas y todos los servicios proveedores de atención de salud. Todos deben trabajar en cooperación para reducir el riesgo de infección de los pacientes y del personal. Este último comprende el personal proveedor de atención directa a los pacientes, servicios de administración, mantenimiento de la planta física, provisión de materiales y productos y capacitación de trabajadores de salud. Los programas de control de infecciones son eficaces siempre y cuando sean integrales y comprendan actividades de vigilancia y prevención, así como capacitación del personal. También debe haber apoyo eficaz en el ámbito nacional y regional.

Bien, veamos que nos deparan los organismos nacionales y regionales en cuanto a la prevención y control de la infección nosocomial.

Sistemas de Vigilancia de la infección nosocomial a nivel nacional

Lo primero que debemos hacer es acceder a la Estrategia de Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Salud para los años 2015-2020, aprobada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el día 29 de julio de 2015.

En ella, se menciona a menudo a las infecciones nosocomiales como Infecciones asociadas a la asistencia sanitaria, y nos habla de los llamados Sistemas de Vigilancia.

Los Sistemas de Vigilancia nacionales han evolucionado desde una vigilancia global de la infección nosocomial a una vigilancia dirigida a procesos relacionados con la prevención y a indicadores de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria. La comparación de estos indicadores resulta de utilidad para establecer medidas de prevención y contención de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria.

De hecho, estos Sistemas de Vigilancia son utilizados por las Comunidades Autónomas para enfocar y dirigir sus programas de prevención y control de la infección nosocomial. Dos de ellos son los más extendidos y más utilizados:

Sistemas de Vigilancia de la infección nosocomial a nivel regional

Una vez vistos los Sistemas de Vigilancia a nivel nacional, intentaremos situar éstos en el uso regional a nivel de Comunidad Autónoma. Si bien es cierto, como veremos a continuación, que el esquema general que vamos a ver es incompleto. Lo es en el sentido de que hay más sistemas de vigilancia a nivel nacional y porque también los hay a nivel de Comunidad Autónoma.

Prevención y Control de la Infección NosocomialEsquema incompleto de lo que podría ser la estructura actual

Es importante tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma tiene sus propios Sistemas de Vigilancia. La Comunidad de Madrid, pese a apoyarse en los dos sistemas más usados a nivel nacional (los integra dentro de los Estudios de Prevalencia e Incidencia), también ha desarrollado el suyo propio:

Prevención t Control de la Infección NosocomialFragmento extraído de la Guía de Prevención de Infecciones Nosocomiales de la CAM

Prevención y Control de la infección nosocomial a nivel regional y hospitalario

Hemos repasado algunos de los Sistemas de Vigilancia utilizados a nivel nacional y regional. Si volvemos al punto de partida y repasamos la definición de la OMS, interpretaremos que los Sistemas de Vigilancia forman parte de la Prevención y Control de la Infección Nosocomial, formando parte como una de las medidas más importantes y con mayor impacto.

De hecho, como veremos después, los hospitales tienen sus propios sistemas de vigilancia, siendo éste el arma principal en la lucha contra las infecciones nosocomiales, pero, lógicamente, no la única, ya que mientras a nivel nacional nos tenemos que conformar con la solitaria, pero efectiva y barata, vigilancia, a nivel regional nos encontramos su propio sistema de vigilancia y una serie de recomendaciones y medidas que sirvan de guía a los hospitales.

En la Comunidad de Madrid existe la guía mencionada, que puede ser de utilidad para que los hospitales sigan una serie de consideraciones en el establecimiento de sus propios protocolos.

De hecho, los hospitales con programas activos de vigilancia y control tienen un número significativamente menor de infecciones nosocomiales que aquellos que no lo poseen.

Los elementos esenciales para un programa de control efectivo son:

  • Sistema de Vigilancia activa de la infección. Con información periódica de los resultados al personal hospitalario.
  • Medidas de control rigurosas. Destinadas a eliminar los factores de riesgo reconocidos.
  • Un/a enfermero/a para control de la infección nosocomial.
  • Existencia de epidemiólogos con conocimientos sobre infección nosocomial. Además, que formen parte activa en los programas de control.

Medidas Generales de la Prevención y Control de la infección nosocomial

Dejando de lado los Sistemas de Vigilancia, existen una serie de medidas generales que deben llevarse a cabo en cualquier hospital:

  • Medidas de higiene: La principal medida preventiva para evitar las infecciones nosocomiales en un hospital es el lavado de las manos. La técnica depende del tipo de maniobra o servicio que vayamos a realizar. En la mayoría de los casos basta con el lavado de manos higiénico con agua y jabón.
  • Medidas en instrumentación: Todas las maniobras/técnicas/servicios con material con capacidad contaminante deben restringirse al máximo. Además, deben realizarse en condiciones de asepsia y durante el menor tiempo posible.
  • Medidas de aislamiento: Afecta fundamentalmente a los pacientes. Hay que prevenir que los pacientes infectados transmitan la infección a los demás y hay que proteger a los pacientes de riesgo (inmunodeprimidos o con patología de base, por poner ejemplos).

Medidas sobre Antibióticos en la Prevención y Control de la infección nosocomial

Según las directrices de la OMS, el uso apropiado de antibióticos debe ser supervisado por medio de un Comité. Este comité recomienda antibióticos para el formulario y normas para la receta de medicamentos, revisa y aprueba directrices sobre la práctica, fiscaliza el uso de antibióticos, supervisa la educación y se comunica con los representantes de las compañías farmacéuticas. El comité debe ser multidisciplinario e incluir: médicos especializados en atención de enfermedades infecciosas, cirujanos, miembros del personal de enfermería especializados en control de infecciones, farmacéuticos, microbiólogos, especialistas en administración y otros profesionales pertinentes.

Cada hospital, a través de su Comité o Comisión, elaborará una lista limitada de antibióticos. Además, establecerá unas normas respecto a las indicaciones terapéuticas y preventivas.

Medidas específicas de Prevención y Control de la infección nosocomial urinaria en pacientes con sonda vesical

Se deben usar en pacientes indicados por estricta necesidad. Nunca se deben utilizar por comodidad. Tampoco debe usarse más del tiempo necesario.

Otras consideraciones a tener en cuenta son la colocación de la sonda y su mantenimiento. Debe colocarla personal entrenado para ello con conocimientos de las técnicas asépticas de inserción y mantenimiento. Se debe tener cuidado de no obstruir la sonda y de mantenerla sin dobleces que dificulten el flujo urinario del paciente. Si se utilizan sistemas de circuito cerrado con válvula anti-retorno de la bolsa se previene la infección de orina.

La colocación de la bolsa respecto al paciente también resulta decisiva. Ésta debe colocarse sobre su soporte a un nivel más bajo que el de la vejiga del enfermo. Normalmente se colocan por debajo de la camilla si el paciente está tumbado o por debajo de la zona de asiento si está sentado.

Medidas específicas de Prevención y Control de la infección nosocomial urinaria en pacientes sin sonda vesical

Las infecciones nosocomiales de estos pacientes van ligadas a la edad y al sexo. Las mujeres las sufren con mayor frecuencia debido al tamaño de su uretra, inferior al del hombre. No obstante, en edades avanzadas la frecuencia tiende a igualarse en ambos sexos.

Existen unas consideraciones generales para evitar este tipo de infecciones:

  • La higiene o limpieza de los genitales debe realizarse siempre en dirección genito-anal. Es decir, desde los genitales hasta el ano, nunca al contrario. Si se realizase al contrario arrastraríamos microorganismos de la zona anal a los genitales.
  • La higiene o limpieza no debe hacerse con jabón. En su lugar se utiliza agua y un antiséptico no irritante. De este modo se evita la alteración del pH vaginal, un mecanismo de defensa propio para la evasión de infecciones genito-urinarias.
  • Es recomendable vaciar la vejiga frecuentemente para evitar que la orina se remanse en ella y provoque las condiciones adecuadas para el crecimiento de microorganismos.
  • También es recomendable mantener una hidratación adecuada. Ésto repercutirá no solo en su propia salud, también influirá y ayudará a cumplir el punto anterior. El paciente debe ingerir entre 2 y 3 litros si no existe contraindicación.

Medidas específicas de Prevención y Control de la infección nosocomial quirúrgica

La intervención quirúrgica debe llevarse a cabo de una manera aséptica. Para ello deben tenerse en cuenta las siguientes consideraciones respecto a la cirugía y sus posteriores curas:

  • Lavado meticuloso de manos.
  • Empleo de uniforme adecuado y estéril.
  • Uso de instrumentos limpios y esterilizados.
  • Limpieza adecuada del campo operatorio y uso de campo estéril.
  • Aplicación de antiséptico eficaz hasta que cicatrice la herida quirúrgica y se restablezca la integridad de la piel.
  • Utilizar sutura diferida o dejar abierta para cierre por segunda intención si existe contaminación importante en la localización quirúrgica.
  • Si se requiere uso de drenaje se deben utilizar sistemas de succión cerrados. Se deben situar en incisiones separadas de la herida quirúrgica y retirarse tan pronto sea posible.
  • Uso de profilaxis de carácter antibiótico si la cirugía no ha sido limpia.
  • Curas adecuadas de las heridas quirúrgicas, limpiando primero las no infectadas y después la que presenten infección. De este modo evitaremos una posible propagación del foco infeccioso.
  • Uso de guantes y mascarilla durante las curas.
  • Extirpación de tejidos necróticos si existiesen.

Medidas específicas de Prevención y Control de la infección nosocomial respiratoria

Para evitar las infecciones nosocomiales de carácter respiratorio es necesario seguir una serie de consideraciones:

  • Deben evitarse traqueotomías innecesarias
  • La limpieza traqueal en pacientes traqueotomizados o laringectomizados debe hacerse utilizando guantes estériles. Los catéteres acoplados al aspirador de secreciones deberán ser, también, estériles y desechables.
  • Deben evitarse usos innecesarios de humidificadores y nebulizadores.
  • Los tubos endotraqueales deben ser estériles y desechables.
  • Los broncoscopios deben limpiarse y esterilizarse después de cada uso.

Medidas específicas de Prevención y Control de la infección nosocomial por bacteriemia

Se debe realizar una cuidadosa elección, así como un mantenimiento adecuado de los catéteres según el tipo de vía que se vaya a utilizar: venosa (central o periférica), arterial o intraósea.

También adquiere especial relevancia el uso de un antiséptico en el lugar de la punción (se suele usar Alcohol de 70º), el uso de un catéter estéril, la limpieza general del lugar donde vamos a depositar el material que vamos a utilizar, el uso de guantes, la técnica empleada, la higiene de las manos…

Grados de eficacia de las medidas de prevención de las infecciones nosocomiales

  • Grado I: Eficacia probada:
    • Esterilización
    • Lavado de manos
    • Drenaje urinario cerrado
    • Vigilancia de catéteres intravenosos
    • No tocar las heridas
    • Quimioprofilaxis en cirugía contaminada
    • Vigilancia de los respiradores
    • Uso de guantes
    • Vacunación del personal sanitario
  • Grado II: Eficacia lógica:
    • Procedimiento de aislamiento
    • Educación e información
    • Sistemas de Vigilancia Epidemiológica
  • Grado III: Eficacia dudosa o no probada
    • Desinfección de suelo, paredes y pilas
    • Luz UVA
    • Nebulizadores
    • Flujo laminar
    • Quimioprofilaxis en cirugía limpia
    • Control rutinario bacteriológico del ambiente
    • Filtros intravenosos terminales
    • Medios de barrera (Calzas, bata, gafas y mascarilla)

Consideraciones personales

El material disponible en la red sobre Infecciones Nosocomiales es enorme, debido a la gravedad del problema que supone. A la hora de ampliar el temario de las oposiciones me encontré con el problema de que si me ceñía a la estructura de mi libro de las oposiciones iba a pasar de puntillas por muchos temas, como así ha sido. De otro modo esto se hubiera convertido en un consenso de varias guías y hubiera tenido que redactar un ebook.

La limpieza de los quirófanos, el uso de filtros EPA en los mismos, los controles bacteriológicos de la ventilación en los quirófanos, la limpieza del hospital… En definitiva, si consultáis una de las guías que he ido enlazando, a lo largo de las dos entradas sobre infecciones nosocomiales, encontraréis mucha más información que convendría leer si realmente os interesa, o si, como yo, váis a presentaros a unas oposiciones cuyo temario incluya este tema.

Redactar este tema me ha supuesto muchos quebraderos de cabeza debido a los motivos que estoy explicando. Seleccionar información valiosa entre cantidades ingentes resulta arduo, porque hay mucho material para leer, y cuanto más lees… más información seleccionas, y cuando ya tienes preparada esa información te topas con nueva información relevante que habías pasado por alto.

De hecho, como claro ejemplo, repasando la guía de la Comunidad de Madrid sobre Prevención de Infecciones Nosocomiales, me topé con un cuadro bastante interesante que hubiera incluído, probablemente, en la entrada anterior (Infección Nosocomial):

Prevención y Control de la Infección NosocomialFragmento extraído de la Guía de Prevención de Infecciones Nosocomiales de la CAM

Como se trata de un tema muy interesante y muy importante, es posible que después de examinarme de las oposiciones, trate de ampliar en condiciones toda esta temática.

2 comentarios en “Prevención y control de la infección nosocomial

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies