Preparación de tampones

Preparación de tampones

La preparación de tampones fue una de las primeras prácticas que realicé en la asignatura de bioquímica. Durante el curso de mis estudios del CFGS de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.

Preparación de tampones

Título

Preparación de tampones.

Objetivo

Aprender a preparar soluciones tampón.

Enunciado de la práctica

Indicar como preparar 25 ml del siguiente tampón acético-acetato a partir de acético (0.2 M, 99% de riqueza, 1.05 g/ml de densidad y 4.76 de pKa) y acetato (0.25 M).

Fundamento

Un tampón, buffer, o solución amortiguadora, es la mezcla de concentraciones relativamente elevadas de un ácido débil y su base conjugada (sal hidrolíticamente activa). Tienen la propiedad de mantener estable el pH de una disolución frente a la adición de cantidades relativamente pequeñas de ácidos o bases fuertes.

Este hecho es de vital importancia, ya que meramente, con un cambio leve en la concentración de hidrogeniones en la célula, se puede producir un paro en la actividad de las enzimas.

Se puede entender esta propiedad como consecuencia del efecto ión común y las diferentes constantes de acidez y basicidad. Una pequeña cantidad de ácido o base desplazan levemente el equilibrio ácido-base débil, lo cual tiene una consecuencia menor sobre el pH.

Cada sistema tampón tiene su propio rango efectivo de pH, el cual dependerá de la constante del equilibrio del ácido o de la base empleada.

Material

  • Matraz aforado de 50 ml.
  • Espátula.
  • Vidrio de reloj.
  • Balanza.
  • Vaso de precipitado.
  • Embudo.
  • Pipeta automática de 500 μl.
  • Phmetro.

Reactivos

  • Agua destilada.
  • Ácido acético con las características mencionadas en el enunciado.
  • Acetato sódico con las características mencionadas en el enunciado.

Cálculos, técnica y resultados

Sabemos que la masa molar del CH3COOH es de 60 g/mol. Y que la masa molar del CH3COONa es de 82 g/mol.

Primero calculamos los moles de ambos compuestos.

El equilibrio de la reacción quedaría del siguiente modo:

Calculamos el pH que debería tener el tampón que vamos a preparar:

Una vez calculado el pH, a continuación calculamos el volumen que necesitaremos tanto del ácido como de la sal. En primer lugar calculamos el volumen del acético. Para ello utilizaremos todos los datos que conocemos del bote de ácido acético comercial que tenemos.

Y finalmente calculamos los gramos que necesitamos para la sal:

De cara a la técnica, duplicaremos los valores obtenidos debido a la necesidad de hacerlo en un matraz de 50 ml. Originariamente, esta práctica estaba diseñada para su realización sobre un matraz de 25 ml.

  • Pesar 1.024 gramos de CH3CONa.
  • Echar un poquito de agua destilada en un vaso de precipitado.
  • Echar 0.578 ml de CH3COOH en el vaso de precipitado. Pipeteando primero 500 microlitros y después 78 microlitros. En este paso nos ayudaremos con una micropipeta automática de volumen variable y tendremos cuidado al echar el ácido sobre el agua.
  • Cogeremos la sal pesada al principio y la echaremos en el vaso de precipitado para disolverla en el contenido.
  • Echar el contenido del vaso en un matraz de 50 ml y enrasar con agua destilada.

Comprobamos el valor de pH del tampón haciendo uso del pHmetro. Los resultados obtenidos no fueron exactos, pero si muy muy cecanos al valor del pH que esperábamos obtener según nuestros cálculos.

Observaciones

Por necesidad utilizamos agua desionizada en lugar de agua destilada.

La duplicación de los cálculos y el uso de un matraz de 50 ml se debió a la falta de matraces de 25 ml en el laboratorio.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies