Observación de bacterias en fresco

Observación de bacterias en fresco

La observación de bacterias en fresco fue la primera práctica que realicé durante la asignatura de microbiología. Durante el segundo curso del CFGS de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.

Observación de bacterias en fresco

Título

Observación de bacterias en fresco.

Objetivo

Ver e identificar microorganismos observando una preparación en fresco.

Fundamento

La RAE define la bacteria de la siguiente manera:

Del lat. cient. bacteria, y este del gr. βακτηρία baktēría ‘bastón’.
1. f. Microorganismo unicelular sin núcleo diferenciado, algunas de cuyas especies descomponen la materia orgánica, mientras que otras producen enfermedades. U. t. en pl. como taxón.

En wikipedia encontramos una definición más acorde de bacteria:

Las bacterias son microorganismos procariotas que presentan un tamaño de unos pocos micrómetros (por lo general entre 0,5 y 5 μm de longitud) y diversas formas, incluyendo filamentos, esferas (cocos), barras (bacilos), sacacorchos (vibrios) y hélices (espirilos).

Para llevar a cabo la observación de bacterias en fresco, se realiza un frotis sobre un portaobjetos a partir de una muestra de microorganismo procedente de un cultivo. La finalidad no es otra que la de observar las características del microorganismo mediante su visualización a través del microscopio óptico.

Nos servimos de la características ópticas del microscopio y de las características de la extensión. Es importante hacer uso de la luz necesaria para visualizar con éxito la extensión, ya que, al tratarse de una preparación en fresco, la luz ha de ser escasa.

El frotis, o extensión, se realiza extendiendo la muestra sobre la superficie del portaobjetos, haciendo uso del asa de platino. La muestra es la mezcla resultante de mezclar una gota de agua destilada y la impronta del microorganismo problema.

Material y reactivos

  • Placa de Petri, con medio de cultivo, sembrado con microorganismo.
  • Asa de siembra de platino.
  • Agua destilada.
  • Portaobjetos.
  • Mecheros bunsen conectados a una toma de gas centralizada.
  • Papel de filtro.
  • Microscopio óptico.

Técnica

  1. Con un asa de siembra de platino, esterilizado previamente sobre el mechero bunsen, obtener la muestra procedente de una placa de petri con medio de cultivo.
  2. Utilizando el mismo asa, realizar la extensión sobre el portaobjetos colocando una impronta de la muestra en él.
  3. Esterilizar el asa de platino, de nuevo, en el mechero bunsen.
  4. Colocar una gota de agua destilada sobre el portaobjetos.
  5. Mezclar la gota y la impronta del microorganismo, realizando la extensión con el asa de platino.
  6. Dejar secar al aire la preparación.
  7. Finalmente, observar al microscopio óptico.

Resultados

Observación de bacterias en frescoImagen obtenida con el objetivo de 10X (Resolución 100X)

Observación de bacterias en frescoImagen obtenida con el objetivo de 40X (Resolución 400X)

No pudimos observar movilidad, pero sí pudimos ver muy bien la morfología de los bacilos. También la visualización de sus esporas. La muestra estaba contaminada, y es algo que pudimos comprobar al visualizar levaduras en la extensión.

En preparaciones de otros compañeros pudimos observar cocos. De este modo se puso de manifiesto la diferencia entre la morfología de un coco y un bacilo.

Observaciones

Como es una extensión en fresco, el diafragma debe estar cerrado y el condensador abajo para que entre la menor cantidad de luz. De este modo se produce un mayor contraste.

Además, no observamos movilidad alguna porque cometimos un error importante. Secamos la preparación con calor, y de este modo fijamos la muestra, acabando con la vida del microorganismo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies