NHSbuntu, nuevo sistema operativo para la sanidad británica

El servicio de salud británico, a través de un grupo de especialistas de IT, está desarrollando NHSbuntu, un nuevo sistema operativo para la sanidad británica.

NHSbuntu, nuevo sistema operativo para la sanidad británica

Navegando por la web de Muy Linux me encontré con una noticia muy interesante. Un grupo de especialistas de IT del servicio de salud británico está desarrollando un nuevo sistema operativo basado en Ubuntu Linux.

NHSbuntu

El nombre del sistema operativo, NHSbuntu, es el resultante de mezclar las siglas del servicio de salud británico, NHS, y el sistema operativo Ubuntu.

El objetivo de este desarrollo es que dicho sistema operativo sustituya en un futuro a Windows. Solucionando, de este modo, los numerosos problemas que plantea el uso del sistema operativo de Microsoft. Aunque existen voces que apoyan la teoría de que no es más que un movimiento del NHS para buscar una rebaja sustancial de sus proveedores para la actualización de equipos y licencias.

Los beneficios que aporta NHSbuntu

El equipo de desarrollo ha defendido el proyecto basándose en cuatro pilares:

  • Mayor seguridad. Poniendo énfasis en la posibilidad de cifrado total del disco.
  • Libertad.
  • Mayor velocidad.
  • Disminución sustancial de los costes económicos.

Además de la resolución de los problemas a los que deberá enfrentarse el servicio nacional de salud:

  • Final del soporte extendido de Windows 7 a principios de 2020.
  • Problemas de compatibilidad del hardware antiguo con las versiones nuevas de Windows.
  • Privacidad. Su particular ausencia está en el punto de mira de Windows 10.
  • Windows no incluye la posibilidad de cifrar completamente el disco duro.

La seguridad del NHS se ha visto comprometida

Resulta curioso que, días después del anuncio del desarrollo de NHSbuntu, el servicio nacional de salud británico se haya visto comprometido con un ataque cibernético a escala internacional. El mismo ataque en el que se ha visto envuelto, entre otros, Telefónica.

Un Ramsonware llamado Wanna Decryptor ha conseguido explotar una vulnerabilidad que afectaba a todos los sistemas operativos Windows. El asunto ha sido tan grave que Microsoft se ha visto obligado a publicar un parche para Windows XP, cuyo soporte oficial finalizó en el año 2015.

También resulta curioso que la mayoría de equipos del sistema de salud británico sigan funcionando bajo Windows XP. En esta noticia del 20 minutos podemos leer lo siguiente:

El portavoz de salud del Partido Laborista, Jonathan Ashworth, criticó que muchos centros del NHS “han estado utilizando miles de ordenadores con (el sistema operativo) Windows XP, que está desfasado.”

De hecho, por culpa del ataque, muchos hospitales tuvieron que apagar los ordenadores. A causa de ello se suspendieron las consultas y tan solo quedó operativo el servicio de Urgencias.

Windows XP no es solo un problema para el servicio de salud británico

Muchos hospitales españoles siguen funcionando con equipos antiguos en los que está instalado Windows XP. Y no solo eso, los controladores de dominio funcionan con otro sistema operativo desfasado: Windows 2003 Server.

La sanidad británica tiene ahora dos problemas. El primero es el retraso que provocará la cancelación de las agendas del viernes. Y el segundo, y más importante, es el robo y/o pérdida de información sensible que afecta a la privacidad de los pacientes. Problemas que bien podrían haber sufrido los hospitales españoles que se encuentran en las mismas circunstancias.

Wanna Decryptor tiene la particularidad de cifrar todos los archivos del ordenador y pedir un rescate por la información. Un rescate que asciende a 300 dólares por ordenador. Y ni siquiera el pago garantiza la recuperación, ya que existen casos en los que la clave de descifrado, previo pago, tampoco ha funcionado. Si las copias de seguridad no se han visto afectadas se podrá recuperar casi toda la información. En caso contrario, la avería en forma de pérdida de información es de grandes proporciones.

¿Por qué Windows XP? ¿Por qué no se aplican los parches?

Todo tiene su explicación. Si la sanidad española y la sanidad británica continúan funcionando con equipos antiguos y software obsoleto no es por gusto. La cuestión es puramente económica.

La cantidad de dinero que hay que invertir para la actualización de equipos y de software es dantesca. Y hay que pensar que este gran desembolso debe realizarse cada pocos años. En el blog del proyecto NHSbuntu han puesto de manifiesto algunos costes por cada PC utilizado:

  • Join a PC to an Active Directory environment – Requirements – Windows Server CAL £25
  • Encrypt said PC with Bitlocker on Windows 7 – Requirements – Enterprise Upgrade license £190
  • Access a MSoft SQL database from said PC – Requirements – SQL CAL – around £136
  • Access a Sharepoint Farm from said PC – Requirements – SQL CAL, as above, and a Sharepoint CAL £80
  • Use Enterprise features of a Sharepoint Farm, SQL CAL and a Sharepoint Enterprise CAL £70

También hay que pensar en el software específicamente desarrollado para el funcionamiento de un hospital/centro sanitario. Crear una serie de programas que gestionen todo el funcionamiento de un hospital cuesta dinero. Eso sin contar el coste del soporte de esos programas.

En cuanto al tema de instalación de los parches, en muchas empresas se opta por esperar un tiempo debido a las inestabilidades y problemas que puedan presentar los parches que corrigen vulnerabilidades. El riesgo de estas prácticas es el que hemos visto, que las empresas se acaben durmiendo en los laureles “porque nunca pasa nada” y se explote la vulnerabilidad.

En el caso de los hospitales con Windows XP, poco se puede hacer. Es un sistema operativo obsoleto y sin soporte desde hace dos años. Finalmente Microsoft, dada la gravedad del asunto, ha hecho una excepción publicando un parche que corrige esta vulnerabilidad en XP. Pero en el futuro, los de Redmond puede que no sean tan benévolos.

Las bondades de NHSbuntu como sistema operativo

La idea y desarrollo de NHSbuntu puede ayudar a subsanar muchos de los problemas que hemos visto. Para empezar, el sistema operativo es software libre y no presenta costes. El sistema está basado en Ubuntu Linux 16.04 LTS, con soporte de actualizaciones para 5 años.

Hablamos de un sistema operativo más seguro y no tan exigente con el hardware. Actualmente los requisitos mínimos de Ubuntu Linux son los siguientes:

  • Procesador de doble núcleo a 2 Ghz.
  • 2 GB de memoria RAM.
  • 25 GB de espacio en disco duro.

Estos son los requisitos oficiales con el escritorio Unity. NHSbuntu utiliza Gnome y se desconocen los requisitos, pero no serán superiores a los mencionados. Existe la posibilidad de utilizar escritorios menos exigentes (Xcfe o LXDE por ejemplo) con menos requisitos. En una entraba anterior vimos la forma de dar una segunda vida a ordenadores antiguos gracias a Linux, y entre las distribuciones que señalaba como alternativas se encontraban Xubuntu Linux y Lubuntu Linux.

La posibilidad de sustituir Windows XP por NHSbuntu se presenta viable. Y el sistema operativo, por sí solo, ahorra costes y soluciona bastantes problemas. Además, Ubuntu Linux está en constante desarrollo, lo que permitiría adaptar de nuevo los sistemas cada 2 o cada 4 años aprovechando las versiones LTS con soporte de actualizaciones para un lustro.

Más ventajas de utilizar NHSbuntu

Ubuntu viene equipado con programas open source de serie. Firefox, como navegador principal, estaría constantemente actualizado. Cosa impensable en el obsoleto Microsoft Internet Explorer de Windows XP. El equipo de desarrollo también quiere implementar Chrome.

También viene equipado con programas ofimáticos sin coste alguno y en continuo desarrollo. Hablamos de Libreoffice, una suite ofimática de amplio recorrido y reconocida fama que, si bien no es tan potente y avanzada como Microsoft Office, es más que suficiente para un uso normal e incluso para el uso que necesita un hospital.

Además, presenta otras herramientas gratuítas, open source, que permiten la lectura de PDF’s, uso de calendarios, compresión/descompresión de archivos… El ahorro económico debido al uso de estas herramientas sería más que considerable.

En cuanto a la seguridad, debido a las actualizaciones continuas estaría garantizada. Del mismo modo que estaría garantizada la compatibilidad con equipos antiguos, no tan antiguos y nuevos.

Tal y como apuntan en la noticia de Muy Linux, los desarrolladores de NHSbuntu afirman que el 80% de los ordenadores dentro del servicio de salud británico cumplen funciones puramente administrativas, perfectamente asumible con NHSbuntu. El sistema también podría ser configurado para el 20% de equipos utilizados para propósitos clínicos.

Las aplicaciones clínicas que estén desarrolladas mediante programación web podrían usarse sin riesgo. Estarían respaldadas con el uso de navegadores web totalmente actualizados.

Desventajas de utilizar NHSbuntu

La principal desventaja sería la adaptación del software necesario para funcionar en Linux en ese 20% de equipos. Los programas necesarios para conectar autoanalizadores u otro aparataje deberían estar adaptados al nuevo sistema operativo. También el software necesario para la gestión del hospital que no requiera navegador web.

El personal debería acostumbrarse a utilizar un nuevo sistema y nuevos programas, con una curva de aprendizaje no demasiado complicada pero que provocaría quejas.

Un proyecto en construcción

El equipo de desarrollo considera que este proyecto es perfectamente viable tal y como han dejado claro en las diapositivas de su presentación.

Las ventajas que presenta son muy convincentes, y las desventajas son asumibles. Aunque para solventar éstas harán falta tiempo y también dinero.

El desarrollo de NHSbuntu aún está en fase temprana, aunque la propia naturaleza del sistema operativo con sus aplicaciones preinstaladas facilita, en gran parte, la labor. Una vez instalado NHSbuntu no hay que perder el tiempo en instalar la suite ofimática, un lector de PDF’s u otro software genérico. Viene todo implementado.

El futuro de NHSbuntu

Por ahora solo ha sido mostrada la primera Alfa, asi que habrá que estar atentos a futuras versiones. Del éxito de este proyecto puede depender que el sistema nacional de salud español, entre otros, se plantee seguir un camino similar.

El ahorro de costes en este apartado puede suponer una mayor inversión en otras áreas de la sanidad, como tratamientos, investigación o ampliación de servicios.

Se puede seguir el desarrollo de NHSbuntu a través de su página de GitHub. Por el momento la actividad en el proyecto es continua, lo cual es una buena noticia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies