Extracción de sangre venosa

Extracción de sangre venosa

La práctica extracción de sangre venosa fue la cuarta práctica que realicé en la asignatura de Hematología.

Extracción de sangre venosa

Título

Extracción de sangre venosa.

Objetivos

Conocer los métodos de extracción sanguínea. En este caso concreto, la extracción de sangre venosa.

Fundamentos

Los métodos de extracción nos permiten recoger muestras sanguíneas para el análisis de sangre en el laboratorio. Es decir, nos permite obtener una muestra de sangre adecuada para efectuar su análisis hematológico, bioquímico o microbiológico.

Dentro de los métodos de extracción sanguínea encontramos la punción venosa. Se define como el arte de introducir una aguja en una vena para así poder acceder al torrente sanguíneo. Mediante esta vía se logra extraer sangre, y administrar vacunas o medicamentos, entre otros fines.

De la extracción de sangre se realizan análisis, los cuales pueden ser de rutina para apoyar el diagnóstico de enfermedades o como control de salud.

Se precisan unos requisitos para efectuar las extracciones sanguíneas:

  • Cada petición de análisis de sangre debe ir acompañada de un volante.
  • El volante es expedido por el médico a nombre del paciente.
  • El paciente entregará el volante el día de la extracción, donde se le asignará un código.
  • En el libro de registro del laboratorio quedará registrado:
    • Nombre del paciente y su código.
    • Fecha y hora de obtención de la muestra.
    • Número de laboratorio.
    • Nombre del médico que pide la prueba.
    • Servicio médico desde donde se solicita la prueba.

Extracción de sangre venosa

Para efectuar la punción venosa se escogerá una vena por palpación, colocando el compresor venoso a unos 10 centímetros de la zona donde se efectuará dicha punción, con la consecuente extracción de sangre venosa.

El área antecubital es la zona escogida, ya que la piel es más fina y pasan tres venas de considerable calibre (cubital, cefálica y basílica). Se deberá evitar punzar en zonas con lesiones en la piel, hematomas, quemaduras o cicatrices.

Para esta técnica utilizaremos una aguja acoplada a una jeringa con medición. Nos servirá para extraer la sangre al vacío para luego dispensarla en tubos con anticoagulante. Otra opción es utilizar el sistema Vacutainer, que consta de una aguja, y un acople para tubos con anticoagulante, que permitirá la extracción de sangre venosa por presión positiva directamente al tubo acoplado.

En cuanto a los tubos con anticoagulante, los más usados son el tubo con tapón lila, que contiene EDTA, el tubo con tapón verde, que contiene heparina de litio, y el tubo con tapón negro, que contiene citrato. En cualquier caso, la coloración de los tapones y el uso de los anticoagulantes vendrán determinados según el fabricante.

Material

  • Alcohol 70º.
  • Guatis.
  • Jeringa.
  • Aguja.
  • Papel de filtro.
  • Brazo de entrenamiento.
  • Compresor venoso.
  • Tubos con EDTA.
  • Gradilla de tubos.
  • Contenedor amarillo de residuos biológicos.

Técnica

  1. En primer lugar reuniremos el material necesario para la extracción de sangre venosa.
  2. Colocaremos el compresor venoso en el brazo donde se va a realizar la extracción.
  3. Palparemos la vena donde realizaremos la punción.
  4. Desinfectaremos la zona de la punción con un guatis empapado en alcohol de 70º.
  5. Realizaremos la punción teniendo cuidado de usar la aguja con el bisel hacia arriba y con la jeringa con los números hacia arriba también. De este modo podremos controlar la cantidad de sangre extraída.
  6. Extraeremos 10 mililitros de sangre venosa.
  7. Retiraremos el compresor antes de extraer la aguja.
  8. Extraeremos la aguja.
  9. Presionaremos la zona de la punción con un guatis limpio.
  10. La aguja la desecharemos adecuadamente en el contenedor de residuos biológicos.
  11. Dispensaremos la sangre venosa en tubos anticoagulados con EDTA.

Resultados

Extracción de sangre venosaMaterial preparado para el comienzo de la práctica

Extracción de sangre venosaColocando el compresor venoso

Extracción de sangre venosaPalpando la vena

Extracción de sangre venosaPunción venosa

Extracción de sangre venosaExtracción de sangre venosa

Extracción de sangre venosaEs importante recordar que se quita primero el compresor antes de retirar la aguja

Video de la práctica.

Observaciones

Antes de retirar la aguja es muy importante, en primer lugar, retirar el compresor venoso. Si no se hiciese de este modo, una vez retirada la aguja, con el compresor puesto, saldría abundante sangre del lugar de venopunción.

En plena extracción de sangre venosa, al tirar del émbolo de la jeringa, es muy importante no hacerlo deprisa, ya que podríamos hemolizar la sangre. Es aconsejable realizar la operación despacio y con ritmo constante.

Al pasar la sangre extraída a los tubos anticoagulados (dispensación), hay que hacerlo con cuidado para no hemolizar los hematíes de la muestra. Si dispensamos soltando la sangre con mucha presión, los hematíes se lisarán al golpearse contra las paredes del tubo.

Una vez dispensada la sangre en los tubos, los moveremos para homogeneizar la mezcla de anticoagulante con la sangre. Se debe hacer de manera suave y con un ritmo constante, ni rápido ni fuerte. Si realizamos esta operación de manera brusca conseguiremos hemolizar la muestra, rompiendo los hematíes y dejándola inservible.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies