Epidemia, Endemia y Pandemia

Es de gran importancia conocer la diferencia entre estos tres términos: Epidemia, Endemia y Pandemia, para situarnos en una perspectiva que nos permita entender realmente el alcance que puede adquirir una determinada enfermedad.

Si buscamos definiciones a través de internet, o echando mano de libros, nos encontraremos definiciones de lo más variopintas para estos tres términos. Todas correctas y más o menos completas, huelga decir, pero es importante buscar una definición simple y entendible para todos los públicos, y en esa dirección ha ido enfocada mi búsqueda.

Definición de Epidemia

He seleccionado tres definiciones de fuentes completamente distintas. Dos de ellas especialmente simples, y una de ellas, el concepto de Epidemia, con una particularidad que nos permitirá relacionar dicho término con las Enfermedades de Declaración Obligatoria. De este modo podremos situarnos en un contexto un poco más amplio y entender como se deben comunicar los brotes epidémicos en nuestro país.

Comenzaremos con la definición de Epidemia según Wikipedia, que me ha gustado particularme por su última frase:

Epidemia (del griego epi, por sobre y demos, pueblo), es una descripción en la salud comunitaria que ocurre cuando una enfermedad afecta a un número de individuos superior al esperado en una población durante un tiempo determinado. Para evitar el sensacionalismo que conlleva esta palabra en ocasiones se utiliza el sinónimo de brote epidémico o brote.

Resaltamos la última frase en negrita porque al final hablaremos de brotes o situaciones epidémicas.

Definición de Endemia

Continuamos con la definición de Endemia, extraída de CCM:

La endemia es la presencia constante de una enfermedad en un área geográfica delimitada.

Llegados a este punto es fácil comprender el término “Enfermedad Endémica”. Como dato añadido, en España contamos con una Enfermedad Endémica que afecta a muchas Comunidades Autónomas: La Enfermedad de Lyme. Esta enfermedad la transmite una garrapata (del tipo Ixodes Ricinus), que en su picadura expulsa a la verdadera causante de la enfermedad, la bacteria Borrelia Burgdorferi.

Definición de Pandemia

Y finalizamos con Pandemia, recurriendo en esta ocasión a la Organización Mundial de la Salud:

Se llama pandemia a la propagación mundial de una nueva enfermedad.

Llegados a este punto es fácil imaginar una cantidad ingente de brotes epidémicos expandiéndose por todo el globo, conformando una verdadera pandemia. La OMS pone de ejemplo al virus de la gripe, pero a mí se me viene a la mente la Peste Bubónica -conocida como Peste Negra-, causada por la bacteria Yersinia Pestis.

Epidemia

Declaración de Brotes Epidémicos

Si recordamos la definición de Epidemia nos daremos cuenta de que a partir de este momento nos referiremos a ella como Brote Epidémico.

Según el Instituto de Salud Carlos III, se considera brote epidémico cualquiera de las siguientes circunstancias:

  1. El incremento significativamente elevado de casos en relación a los valores esperados. La simple agregación de casos de una enfermedad en un territorio y en un tiempo comprendido entre el mínimo y el máximo del período de incubación o de latencia, podrá ser considerada, asimismo, indicativa.
  2. La aparición de una enfermedad, problema o riesgo para la salud en una zona hasta entonces libre de ella.
  3. La presencia de cualquier proceso relevante de intoxicación aguda colectiva, imputable a causa accidental, manipulación o consumo.
  4. La aparición de cualquier incidencia de tipo catastrófico que afecte, o pueda afectar, a la salud de una comunidad.

Una vez definido, continuamos la línea de las Enfermedades de Declaración Obligatoria. La declaración de un brote epidémico es obligatoria y urgente. Esta obligatoriedad afecta a todos los médicos en ejercicio y a los centros sanitarios que lo detecten. Dentro de estos centros sanitarios englobamos a los públicos y privados.

Las Comunidades Autónomas, en el ámbito de su competencia, establecerán los canales de información utilizados para los brotes. De modo similar a lo que ocurre con las EDO.

Los órganos competentes de las CCAA comunicarán urgentemente al Ministerio de Sanidad los brotes epidémicos susceptibles de convertirse en brotes epidémicos de interés supracomunitario.

Declaración de Brotes Epidémicos de Interés Supracomunitario

Según el Instituto de Salud Carlos III, se considera brote epidémico de interés supracomunitario cualquiera de las siguientes circunstancias:

  1. Brote de cualquier enfermedad incluida en el grupo de enfermedades de declaración urgente con conjunto mínimo de datos según el anexo II de este Real Decreto.
  2. Brotes epidémicos que afecten a más de una Comunidad Autónoma.
  3. Brote en el que se establezca la sospecha de relación con un producto, que se comercialice fuera de la Comunidad Autónoma afectada.
  4. Brotes cuyas circunstancias hagan temer su extensión fuera de la Comunidad Autónoma implicada.
  5. Brote en el que, por su transcendencia, gravedad o magnitud, se considere la necesidad de la declaración urgente al Ministerio de Sanidad y Consumo.

Si leemos bien las catacterísticas lo podemos entender como un escalón intermedio. Un paso que se encuentra entre la Epidemia y la Pandemia, a nivel nacional.

El Ministerio de Sanidad tiene un proceder ante un brote de interés supracomunitario. Enviará la información a las demás CCAA a fin de que puedan establecer medidas de control y prevención.

Una vez extinguido el brote epidémico, las CCAA afectadas deberán remitir el informe al Ministerio de Sanidad. Esto debe efectuarse en un plazo no superior a tres meses. En cualquier caso, el Ministerio puede recabar, en cualquier momento, información concreta de la situación.

También existe un proceder en el caso de que el Brote Epidémico haya sido causada por una EDO. Los casos diagnosticados en el brote serán incluidos en la declaración semanal de su identificación.

La piedra angular: La Información Microbiológica

Retrocedamos a la fuente de todos los datos expuestos aquí, a la procedencia de toda declaración epidémica. Nos encontraremos con la Información Microbiológica, la cual recoge datos sobre la patología infecciosa confirmada por el laboratorio. El objetivo es aportar información específica para la vigilancia epidemiológica de forma que permita:

  1. Detectar la circulación de los diferentes agentes etiológicos. También sus características y patrones de presentación.
  2. Caracterizar brotes epidémicos -Epidemias-
  3. Identificar nuevos agentes y patologías emergentes.
  4. Incorporar nuevos elementos de vigilancia, como la resistencia bacteriana a antimicrobianos y marcadores epidemiológicos.

Las fuentes de información son los laboratorios de diagnóstico microbiológico. Éstos pueden ser tanto clínicos (hospitales) como de salud pública (salud ambiental, alimentación…), así como los llamados laboratorios de referencia.

Los organos competentes de las CCAA seleccionarán los laboratorios que han de incorporarse al sistema según los siguientes criterios operativos:

  • Representatividad poblacional
  • Representatividad geográfica
  • Capacitación técnica definida por la generación de un gran volumen de datos y su alta especificidad

La designación de un laboratorio como “de referencia” implica su incorporación inmediata al sistema de información microbiológica.

La notificación será de los casos confirmados que cumplan con criterios de infección reciente. Y se hará mediante un conjunto mínimo de datos.

La información será remitida de las Comunidades Autónomas al Ministerio de Sanidad en los plazos descritos en la entrada de las Enfermedades de Declaración Obligatoria.

Epidemia

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies