Eluido de Éter

El Eluido de Éter es una técnica utilizada en los laboratorios de inmunohematología de Banco de Sangre. Su finalidad es destruir los hematíes y liberar los anticuerpos que están adheridos a su membrana para su posterior estudio. Se trata de una técnica que, pese a empezar a estar en desuso, todavía sobrevive como elección principal o como alternativa ante la necesidad de una elución.

¿En qué casos se utiliza el Eluido de Éter?

El Eluido de Éter se emplea fundamentalmente en:

  • Demostración e identificación del anticuerpo adsorbido en los hematíes de pacientes con anemia hemolítica autoinmune (AHAI).
  • Identificación del anticuerpo adsorbido en los hematíes de recién nacidos con Test de Coombs Directo (TCD) positivo.
  • Para concentración de anticuerpos débiles en los que se realice un previo adsorbido con hematíes positivos para el antígeno específico. Después se eluirían en un volumen de líquido menor.
  • Separación e identificación de los anticuerpos existentes en una mezcla.

Material y reactivos necesarios para el Eluido de Éter

  • Muestra de sangre anticoagulada con EDTA
  • Éter
  • Tubos de cristal de 10 ml de capacidad
  • Pipetas pasteur de vidrio
  • Medio de extracción para pipetas pasteur de vidrio
  • Pipetas pasteur de plástico
  • Baño termostatado
  • Centrífuga
  • Gradilla para tubos
  • Tapón de material resistente al éter para tubos de cristal
  • Cronómetro

Técnica del Eluido de Éter

  1. Centrifugar la muestra sanguínea anticoagulada con EDTA durante 10 minutos a 3500 rpm.
  2. Separar el plasma haciendo uso de una pipeta pasteur y guardarlo en un tubo limpio por si fuese de utilidad para otras determinaciones.
  3. Pasar la totalidad de los hematíes, o una buena alícuota, a un tubo de cristal de 10 ml de capacidad o a un tubo especial para eluído.
  4. Lavar los hematíes 5 veces con suero salino fisiológico.
  5. Añadir a los hematíes un volumen igual de suero fisiológico.
  6. Añadir dos volúmenes de éter para hacer un total de 4 volúmenes en el tubo (1 de hematíes, 1 de SSF y 2 de Éter).
  7. Tapar el tubo y agitar fuertemente el contenido durante 1 minuto para hemolizar los hematíes. Hay que tener especial cuidado si se utiliza parafilm para sellar el tubo, ya que el éter lo destruirá.
  8. Centrifugar durante 10 minutos a 3500 rpm.
  9. Con una pipeta pasteur de cristal atravesar las capas de éter y estroma de los hematíes que quedan en medio. Y aspirar el eluido que quedará en el fondo del tubo.
  10. Decantar el eluido en un tubo limpio de 10 ml.
  11. Dejar el tubo con el eluido durante 5 minutos a 37ºC en el baño termostatado. De este modo se evaporarán los restos de éter.

De este modo el eluido estará listo para su estudio. Si no se va a utilizar en el momento deberá conservarse a 4ºC en nevera o congelarse a -20ºC. Debe utilizarse como si de un plasma o un suero cualquiera se tratase.

Puede enfrentarse a hematíes A1 y B si estamos ante un TCD positivo en un recién nacido. También puede enfrentarse a los 3 hemantígenos para el Escrutinio de Anticuerpos Irregulares (EAI) o al panel de 11 células para la identificación de anticuerpos irregulares.

Variaciones en la técnica del Eluido de Éter

El protocolo de esta técnica puede variar de un laboratorio a otro. El número de lavados puede ser superior e incluso los minutos y las rpm de la centrifugación pueden ser diferentes.

También puede haber variantes en las que se retira el sobrenadante de éter antes de proceder con la pipeta pasteur de vidrio. Otras incluyen un total de dos volúmenes en el tubo de cristal: un volumen de hematíes lavados concentrados y un volúmen de éter.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies