segunda vida a tu viejo ordenador

Cómo dar una segunda vida a tu viejo ordenador

A lo largo de esta entrada voy a tratar de dar respuesta a la cuestión cómo dar una segunda vida a tu viejo ordenador. Principalmente de forma estricta, es decir, volver a darle el uso para el cual fue creado. Pero también comentaré algunas otras ideas al final de la entrada.

La continua evolución de la informática

¿Quién no ha cambiado alguna vez de ordenador? ¿O de portátil? ¿O ha sustituido un ordenador por un portátil y/o viceversa? Es ley de vida, la informática evoluciona rápidamente, tanto a nivel de hardware como de software. En un periodo de 6 o 7 años uno puede pasar de disfrutar de un ordenador potente que mueve todo con fluidez… a ver como empieza a sufrir con determinados programas y con nuevos sistemas operativos.

Es el momento en el que la mayoría de la gente se plantea la renovación. Exceptuando, claro está, a gamers y profesionales, cuyas renovaciones son más prematuras. Las nuevas versiones de los programas más potentes y los nuevos videojuegos suelen ir de la mano con los avances del hardware.

evolución¿Hace 20 años alguien podría imaginar algo así?

Jugar fluidamente a la última versión del juego de turno, o pasar de renderizar videos en Full HD a trabajar con resoluciones 2K o 4K… pueden hacer que tu ordenador requiera una ampliación urgente (RAM y tarjeta gráfica principalmente) o una sustitución mucho antes de lo previsto.

Luego está la obsolescencia del software, cuyos sistemas operativos tienen fecha de caducidad. Y podemos encontrarnos que aunque nuestro viejo ordenador sigue arrancando, no podemos ponerle el nuevo Windows de turno porque no cumple los requisitos.

Un caso real de resurrección

Mis comienzos en la informática vinieron de la mano de un Pentium III a 533 Mhz, 64 MB de RAM, una ATI Rage Pro de 8 MB y Windows 98 SE. Ordenador que, por desconocimiento, lo jubilé antes de tiempo. Lo sustituí por un ordenador que aún hoy, más de 10 años después, sobrevive.

segunda vida a tu viejo ordenador

Ha acabado en otra habitación siendo usado por otra persona que lo utiliza para lo básico. Y dice que va rápido. Pero antes de ser resucitado, y tras haberse arrastrado con Windows 7 una larga temporada, acabó en un rincón sin uso.

Windows 8 y Windows 10 serían una utopía como lo hubiera sido Windows 7 para mi arcaico Pentium III. Del mismo modo que alguien más veterano podría decir lo mismo de un 286/386/486 y Windows XP por ejemplo. Como decíamos antes… ley de vida.

Pero resulta que más de 10 años después puedo navegar por internet y realizar tareas ofimáticas con rapidez, fluidez y seguridad. ¿Cómo? Muy simple. En Windows no se acaba el mundo, y Linux te propone sistemas operativos actualizados compatibles con tu viejo hardware.

Actualmente Xubuntu 14.04 LTS es el sistema operativo que está instalado. Cuenta con todas las actualizaciones a fecha de hoy. Firefox y Libreoffice funcionan bastante bien, se pueden visualizar fotos, videos, PDF’s, ver videos de Youtube… etc. Obviamente no podemos jugar a juegos nuevos desde hace años. Y abrir un Photoshop, un AutoCAD, o un programa de edición de video, hace años que quedó fuera de su alcance. Pero ahí sigue, dando un buen servicio. Y pronto recibirá Xubuntu 16.04 LTS, un sistema operativo que salió hace tan solo un año.

¿Por qué dar una segunda vida a tu viejo ordenador?

Dar una segunda vida a tu viejo ordenador puede ser una gran idea. Puede hacernos el apaño si el ordenador/portátil principal sufre algún problema imprevisto. Y también puede servir para que otros miembros de la casa lo puedan utilizar.

Con tablets y smartphones el acceso a internet y el tema de consultas de información está cubierto. Pero si es necesaria la realización de un trabajo o el uso de un teclado y un ratón… tener el viejo ordenador debidamente preparado puede ser la solución.

Cómo dar una segunda vida a tu viejo ordenador

Como hemos visto, Linux es la solución. Incluso los ordenadores que aún puedan soportar Windows 7 se van a encontrar con el año 2020 como fecha límite de uso. Ese año Microsoft dará por finalizado el soporte extendido. Eso significa que Windows 7 dejará de recibir actualizaciones de seguridad, con el riesgo que eso conlleva.

Hay vida más allá de Windows

Existen muchos ordenadores que se vieron en la misma tesitura cuando finalizó el soporte de Windows XP. Y encontraron refugio en las distribuciones de Linux. Estas distribuciones están actualizadas, son seguras, son rápidas y tienen todo lo necesario para el día a día. Internet, música, video, ofimática… todo está cubierto.

Hay muchas distribuciones pensadas para equipos antiguos. A día de hoy las más livianas están descontinuadas, porque los esfuerzos de la comunidad se han centrado en atender a la Raspberry Pi y sucedáneos. En cualquier caso, ya ha salido una distribución enfocada a Raspberry Pi que funciona en ordenadores y portátiles: Pixel.

Voy a proponer cuatro distribuciones aunque, insisto, existen muchas más. Dos de ellas escalonadas para equipos con una determinada potencia, y actualizadas a día de hoy. Y otras dos que, aunque descontinuadas desde hace algún tiempo, son capaces de revivir ordenadores muy antiguos. Todas ellas gozan de cierta fama:

  • Xubuntu.
  • Lubuntu.
  • Puppy Linux.
  • Damn Small Linux.

Xubuntu Linux 16.04 LTS

Esta distribución lleva mucho años basándose en Ubuntu, que, a su vez, está basado en Debian. En lugar de llevar, por defecto, el escritorio de Ubuntu (Unity), lleva Xfce.

Xubuntu

Xubuntu va por la versión 16.04.2 LTS, y es una distribución ideal para equipos con poca potencia. De las distribuciones expuestas aquí es la más potente. Y por ello también es la que más requerimientos necesita:

Procesador con compatibilidad PAE
7.5 GB de espacio en el disco duro
512 MB de RAM

En cualquier caso, para una mejor experiencia recomiendan 20 GB de disco duro y 1 GB de RAM. ¿El motivo? Poder instalar aplicaciones sin temor y poder abrir varios programas a la vez.

XubuntuImagen extraída de Wikipedia

Es muy sencillo de instalar y aún más fácil de utilizar. Para quien esté acostumbrado a Windows puede resultar raro su uso, pero no hay que tenerle miedo a Linux. Puede darle una segunda vida a tu viejo ordenador inimaginable. El caso real que os he expuesto, el de mi viejo sobremesa, da fe de ello.

Lubuntu Linux 16.04 LTS

Esta distribución es más ligera y no lleva tantos años funcionando como Xubuntu. Lubuntu está basada en Ubuntu y va por la versión 16.04.2 LTS. En lugar de llevar, por defecto, el escritorio de Ubuntu (Unity), lleva LXDE.

Lubuntu

Los requerimientos mínimos son espectacularmente bajos. Pero al igual que Xubuntu, avisan que otorgan funcionalidad, pero no fluidez ni una experiencia óptima a la hora de usarlo:

Procesador de 266 MHz
128 MB de RAM
3 GB de espacio en disco
Cualquier tarjeta gráfica

Para una experiencia óptima de uso recomiendan un procesador de 500 Mhz, 512 MB de RAM y 6 GB de espacio en disco. Unos requisitos irrisorios que garantizan una fluidez óptima y una experiencia de uso ideal.

LubuntuImagen extraída de la wiki de Lubuntu

Es una distribución ideal para equipos a los que Xubuntu les queda grande, y es probable que si mi viejo ordenador sobrevive unos años más acabe con esta distribución. Hay que tener en cuenta que los sistemas operativos se actualizan y van aumentando requisitos obligatoriamente. Es fruto del equilibrio que quieren ofrecer entre ligereza, prestaciones y soporte de nuevas tecnologías.

Puppy Linux 6.3.2

Puppy Linux es una distribución aún más liviana que las anteriores. El único “contra” es que lleva sin actualizarse desde finales del 2015.

Puppy

Es una distribución que goza de una fama muy merecida. Es tan ligera que hasta la propia imagen ISO ocupa unos 200 MB. Los requisitos mínimos son:

Microprocesador a 333 Mhz.
64 MB de RAM.

PuppyImagen extraída de Puppy Linux

Obviamente, recomiendan 256-512 MB de RAM para que el sistema funcione con mucha fluidez. De este modo la experiencia del usuario será óptima.

Damn Small Linux 4.11

Damn Small Linux es una pequeña joya que tuve ocasión de probar durante mis estudios de informática. Es la distribución más ligera de las aquí mencionadas, cuya ISO ocupa tan solo 50 MB. El único hándicap que presenta es que la última actualización data del 2012.

dms

En tan solo 50 MB vienen muchísimas aplicaciones preinstaladas que harán que no nos falte de nada. Los requerimientos minímos son asombrosos, y permiten dar una segunda vida a tu viejo ordenador por antiguo que éste sea.

Microprocesador 486DX
16 MB de RAM

Los desarrolladores afirmaron en su momento que una máquina con ese hardware haría correr Damn Small Linux aceptablemente rápido.

dmsImagen extraída de Damn Small Linux

Es una pena que esta distribución lleve tantos años en dique seco. Ojalá alguien se tome la molestia de actualizarla. En cualquier caso es una opción excelente para un hardware excesivamente limitado.

Otras ideas para dar una segunda vida a tu viejo ordenador

Existen otras distribuciones famosas como ElementaryOS o Peppermint que sirven para ordenadores de limitada potencia. Pero el abanico de posibilidades no se queda ahí.

Puedes quedarte el disco duro, montar un disco duro externo con una caja, y vender el resto de piezas que funcionen. También puedes montar un pequeño servidor con XAMPP y acceder a él mediante una red LAN. O crear un centro multimedia usando software para Raspberry Pi… es cuestión de investigar y darle una utilidad.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies