Cómo crear un pendrive de supervivencia

Con pendrive de supervivencia no me refiero a un pendrive que nos pueda salvar la vida en un entorno hostil. Tampoco en un entorno bélico o catastrófico. Con pendrive de supervivencia me refiero a un pendrive que posea las herramientas necesarias para ser útil bajo una serie de circunstancias:

  • Conectarse a cualquier teléfono/tablet/portátil/PC y leer su contenido.
  • Tener una lista de aplicaciones útiles para funcionar sin necesidad de instalaciones.
  • Ser booteable, siendo capaz de arrancar un sistema operativo con aplicaciones básicas en cualquier ordenador. Sin necesidad de instalarlo.
  • Contener manuales, guías y libros. También documentos que nos puedan servir en cualquier circunstancia (mapas, instrucciones, resúmenes, fotocopias…).

¿Por qué un pendrive de supervivencia?

Un pendrive de estas características debe venir siempre con nosotros. Debe servirnos si el sistema operativo de nuestro ordenador ha dejado de funcionar y tenemos prisa. También debe servirnos si hacemos uso de un ordenador que no posee los programas que necesitamos. Y por supuesto debe contener información que podamos consultar y nos pueda ser útil en cualquier dispositivo.

Si colaboramos con Protección Civil, un pendrive puede ser extremadamente útil. Un grupo electrógeno y cualquier ordenador que tengamos a mano pueden ayudarnos a coordinar un campamento junto a un simple pendrive. Cuantificar personas, diseñar el campamento, registrar datos, consultar manuales, visualizar mapas, conectarse a internet… Las posibilidades son muy amplias. Hay que tener claro que no es un objeto indispensable, ya que el ordenador del ejemplo puede no existir, haciendo inútil nuestro invento.

La proliferación de smartphones y tablets aumenta las posibilidades de un pendrive de este tipo. ¿Por qué? Muy sencillo, si necesitamos consultar un manual, una guía o un protocolo, podemos servirnos de cualquier móvil o tablet con batería. También han proliferado los powerbanks, aumentando la autonomía de dispositivos portátiles. Debido a este hecho tendríamos más horas de uso para visualizar documentación importante que hayamos guardado en el pendrive.

¿Qué debe llevar un pendrive de supervivencia?

Lo primero que hace falta, lógicamente, es un pendrive. También un adaptador para OTG, que es un cable muy pequeño y muy ligero (de fácil pérdida). Aunque como veremos más adelante, existen pendrives con conector OTG incorporado.

Lo que necesitaremos es lo siguiente:

  • Sistema operativo booteable y el software para crearlo.
  • Aplicaciones Portables que no requieran instalación y que puedan funcionar en multiplataforma.
  • Documentación que nos sea útil. Protocolos de actuación, manuales, escaneos, mapas, libros, guías, vídeos… etc.

pendrive de supervivencia

Primer paso: Elegir el pendrive

El pendrive perfecto no existe, porque si existiese sería demasiado caro. ¿Por qué? Porque puestos a pedir características podríamos pedir las siguientes:

  • Indestructible. Resistente a golpes, agua y polvo.
  • De gran capacidad (64GB mínimo).
  • Veloz. Con una tasa de lectura y escritura rapidísima.
  • Imperdible, es decir, que tenga un enganche para las llaves que no se rompa. Es más difícil perder un manojo de llaves tipo EDC (linterna, multiherramienta, llaves varias…) que un pendrive. Y lo dice alguien que ya ha perdido alguno.
  • Que sea compatible con USB 3.1 y retrocompatible con 3.0, 2.0, 1.1 y 1.0.
  • Que tenga conector USB OTG.
  • Y por pedir… que sea barato.

He sondeado el mercado y no existe el modelo definitivo de pendrive. Pero… ¿Es imprescindible tener un pendrive todopoderoso como pendrive de supervivencia? La respuesta es no. Por valer, puede valer cualquier pendrive, pero hay que ser conscientes de lo que tenemos. Si usamos un pendrive viejo de 4/8 GB que tengamos por casa… tenemos que hacernos a la idea de que será desesperantemente lento. Nos ahorraremos dinero, eso sí, pero a costa de tener que esperar bastante tiempo para lecturas y escrituras. Y huelga decir que es mejor tener eso a no tener nada.

Pendrives indestructibles

El primero que se me viene a la mente es un Kingston de 64 GB de capacidad. Rapidillo (no es de los más rápidos pero tampoco es lento). Fabricado en goma, indestructible, impermeable y resistente a los impactos. Conexión USB 3.0. Tiene buena pinta ¿verdad? Es un fantástico pendrive, pero tiene unos pocos “peros”. El primero, no suena cuando se cae al suelo… Sí, efectivamente, perdí un pendrive como este. No tiene enganche para las llaves (aún me escuece su pérdida). Y no tiene conexión USB OTG, cosa que se puede solucionar con un cable adaptador.

pendrive de supervivencia

Ah, además tiene un precio muy bueno, unos 30€. Tiene una buenísima relación calidad/precio, pero se pierde con una facilidad pasmosa. Quien se decante por este pendrive debe tener muy encuenta que deberá guardarlo bien. Por todo lo demás merece muchísimo la pena.

Otro modelo que he visto ha sido este Corsair, llamado Survivor. Cuerpo de aluminio, resistente a los golpes e impermeable. También tiene conexión USB 3.0 y enganche de aluminio para las llaves. Parece un poco aparatoso, pero tiene buena pinta. ¿Problemas? 16 GB de capacidad se pueden antojar cortos si queremos meter videos/videotutoriales. No hablan en ningún momento de su tasa de lectura/escritura, es decir, tiene pinta de ser lentorro. Tampoco tiene conector USB OTG, cosa que, como hemos dicho, tiene fácil solución. Y para lo que es en general, 20€ se me antojan un poco caros. El Kingston anterior le da unas cuantas vueltas y solo cuesta 10€ más.

pendrive de supervivencia

Pendrives de gran capacidad

Actualmente, a finales de este año 2016, los pendrives de 64 y 128 GB son los que mejor relación calidad/precio tienen. También se pueden buscar pendrives de 32 GB tirados de precio, eso ya dependerá del presupuesto de cada uno. Los modelos de 256 GB aún no merecen la pena, porque un pendrive de este tamaño verdaderamente decente se va a los 100€. Un claro ejemplo es el Kingston de 64 GB que mencioné en el apartado anterior, por 30€ es un pendrive estupendo.

Pendrives veloces

Dicen que el tiempo es oro, no sin razón. Y como tal, los pendrives rápidos suelen ser los más caros. Si nos vamos a los modelos extremos ganamos esta característica pero perdemos otras. Un ejemplo sería este Sandisk Cruzer Extreme de 64 GB, rapidísimo y USB 3.0. Cuenta con anilla para las llaves pero parece ser de plástico, no dando mucha confianza. Tampoco es indestructible y no soporta el agua. Y cuesta 10€ más caro que el Kingston anterior. ¿Merece la pena realmente por 40€? Eso deberá decidirlo cada uno. Tampoco lleva conector USB OTG.

pendrive de supervivencia

Otro pendrive de los extremadamente rápidos es el modelo HyperX Savage de Kingston. El modelo de 128 GB con USB 3.1 cuesta unos 70€. Tiene una buena relación calidad-precio, es robusto, fuerte y creo que la anilla es metálica. El tapón es de plástico, no es considerado indestructible, no soporta el agua y no tiene conector OTG. Ese es el balance de puntos a favor y puntos en contra de esta bestia.

pendrive de supervivencia

Pendrives con conector USB OTG

Este tipo de pendrives cuentan con un conector añadido que permite conectarlos a smartphones y tablets. Desconozco si para dispositivos Apple existen adaptadores, ya que no cuentan con este tipo de conector. Para dispositivos Android y, creo, Windows 10 es tan simple como engancharlos y el sistema operativo detectará el pendrive.

Este conector nos permite leer el contenido del pendrive directamente en el dispositivo móvil. Leer una guía en PDF, un libro en EPUB o un documento de Microsoft Office es perfectamente posible. Incluso editarlos. Lógicamente no contaremos con la soltura que nos proporciona un teclado y un ratón, pero existen tablets convertibles que en su corazón llevan Android y Windows 10, capaces de proporcionarnos un medio portátil adecuado para el trabajo.

Pero como hemos comentado con anterioridad, existe un adaptador que cuesta menos de 5€. El problema que tiene es que es un elemento más a llevar encima y se puede perder. Por lo demás, es como si el pendrive contase con su propio conector USB OTG.

pendrive de supervivencia

Dentro de los pendrives tenemos el siguiente Sandisk. Es pequeñito, portable, cuenta con USB 3.0, tiene conector OTG y la anilla parece metálica y robusta. Además tiene 64 GB y es baratito, ya que cuesta unos 20€. ¿Problemas? No es indestructible y su rendimiento en lectura/escritura será más bien modesto. No se puede tener todo.

pendrive de supervivencia

En definitiva, elegir un pendrive de supervivencia adecuado dependerá de nuestro presupuesto y del uso que le pretendamos dar.

Segundo paso: Hacer booteable el pendrive con un sistema operativo

Desde hace años, los ordenadores admiten arrancar desde el pendrive. Con una simple modificación en la BIOS podemos decirle a un ordenador que arranque desde el pendrive antes de comprobar la unidad lectora de CD-ROM o el disco duro. Antes de continuar, he de decir que desconozco si los iMAC y MacBooks permitirían esto.

Esa característica nos permite cargar un Sistema Operativo sin necesidad de utilizar el que esté instalado en el disco duro. De ese modo, si el sistema operativo del ordenador no arranca porque está dañado (virus, desgaste, mal uso…) o porque no tenemos la contraseña de acceso, un pendrive booteable nos puede permitir utilizar el ordenador sin problemas. Cualquier ordenador.

Para otorgarle esta funcionalidad al pendrive necesitamos dos cosas:

  • Programa que nos permita instalar el sistema operativo y hacerlo booteable.
  • Sistema Operativo con aplicaciones preinstaladas que nos permitan hacer uso del ordenador al 100%. Además de otorgarnos una serie de posibilidades adicionales que explicaremos a continuación.

Programa que nos permite instalar el sistema operativo y hacer el pendrive booteable.

Voy a mencionar un par de programas que nos permiten trabajar con una imagen ISO de un sistema operativo. Mi favorito y el que suelo utilizar es Linux Live USB Creator. Es un programa Open Source (software libre), gratuíto y muy funcional. Pero cuenta con el inconveniente de que lleva desde septiembre del 2015 sin actualizarse, es decir, aunque por ahora funciona correctamente llegará el día en el que este software ya no sea útil.

Pero como ahora funciona, explicaré las bondades de este programita. Bajo un sistema operativo Windows podemos crear un pendrive booteable del sistema operativo que queramos. A excepción de MacOS por supuesto. Es muy intuitivo y nos permite asignar un tamaño de persistencia al sistema operativo. Esta característica nos permitirá guardar archivos, documentos y nuestras modificaciones en la configuración.

Si arrancamos un sistema operativo desde el pendrive, nos conectamos a internet con él y nos descargamos un archivo, ese archivo se guardará en el tamaño de persistencia. Cuando volvamos a arrancar el sistema operativo, el archivo continuará donde lo dejamos, y podremos traspasarlo a otro pendrive, a una partición del disco duro, a un disco duro externo, enviarlo por correo electrónico, etc.

pendrive de supervivencia

Otra opción muy buena es Rufus. Permite hacer lo mismo que el programa anterior, pero no cuenta con la opción de crear tamaño de persistencia. A su favor, su última actualización data también del mes de septiembre, pero de este año 2016.

Imagen ISO de sistema operativo para crear el pendrive booteable.

Una vez descargado e instalado el software que mencionamos en el punto anterior, toca el sistema operativo. Es necesario descargar la imagen ISO de un sistema operativo para utilizar la herramienta mencionada y convertir el pendrive en booteable.

El sistema operativo que elijo siempre es Xubuntu Linux. Se trata de una distribución modificada de Ubuntu (con Xfce como escritorio) apta para equipos con hardware limitado. Cuenta con todo lo necesario para funcionar: programas ofimáticos, navegador, reproductor, grabador, etc. Los requisitos de funcionamiento son tan bajos que podemos poner en funcionamiento un ordenador antiguo con hardware limitado y darle una vida completamente nueva.

Las bondades de Xubuntu Linux

Para que os hagáis una idea, tengo un viejo ordenador de sobremesa con las siguientes características:

  • Intel Pentium D 820 2 x 2.8 Ghz.
  • 1 GB de Memoria RAM DDR2 a 533 Mhz.
  • Disco duro de 320 GB a 5400 rpm.
  • ATI Radeon HD 4650.

Y lleva montado la versión de 64 bits de Xubuntu 14.04 LTS. El ordenador va bastante rápido y tiene todo el software necesario para funcionar a pleno pulmón.

Pendrive de supervivencia

En el pendrive llevo metido Xubuntu Linux 16.04 LTS en versión de 32 bits. ¿Por qué? Porque muchos netbooks, portátiles y ordenadores viejos llevan procesadores que solo admiten sistemas operativos de 32 bits. De este modo aumento el abanico de “ordenadores útiles”, sacrificando memoria RAM si nos da por utilizarlo en un ordenador actual con Memoria RAM superior a 4 GB, ya que la versión de 32 bits solo reconoce hasta esa cantidad.

Otra característica muy útil de Xubuntu y de Linux en general es la posibilidad de recuperar archivos. Si el sistema operativo de un ordenador ha sido dañado hasta el punto de no arrancar y no permitirnos el acceso a los archivos, podemos utilizar un pendrive booteable con Xubuntu, arrancarlo y él mismo montará la partición del disco duro, permitiendo el acceso a las carpetas y a los archivos, dándonos la opción de copiarlos en otro medio extraíble y así recuperarlos. Por supuesto, esto no funcionará si el motivo por el que el SO del ordenador no arranca es la muerte física del disco duro. En este caso arrancará el sistema operativo y nos permitirá usar el ordenador sin el disco duro, pero no podremos acceder a él.

Tercer paso: Instalar aplicaciones portables

Llegados a este punto tenemos nuestro flamante pendrive booteable con un sistema operativo 100% preparado. Si es de 32 GB y le hemos puesto un par de gigas de persistencia nos quedará aún mucho espacio aprovechable. El siguiente paso consiste en instalar una suite de aplicaciones portables. ¿Qué es una aplicación portable? Un programa que no requiere de instalación.

De este modo, podemos usar cualquier ordenador y no tener necesidad de modificarlo. Porque llevamos las aplicaciones portables listas para funcionar en nuestro pendrive.

Mi suite de aplicaciones portables favorita es la veterana Portableapps. Hace bastantes años, antes de darme cuenta de que la Ingeniería Informática era una carrera demasiado aburrida para mí, esta suite me servía para utilizar los ordenadores de la biblioteca de la facultad. Eran unos ordenadores con Windows XP, Internet Explorer, Microsoft Office y para de contar, con privilegios limitados. Realmente era un auténtico gustazo poder arrancar Mozilla Firefox portable, aMSN Portable (cuando existía el MSN Messenger), GIMP o cualquier programa necesario sin necesidad de instalar nada. De este modo aumentaba las posibilidades de un ordenador limitado por no tener cuenta de administrador.

Pendrive de supervivencia

Portableapps

Las Portableapps están compuestas por aplicaciones portables gratuítas y de código abierto. Además, la propia suite detecta las nuevas versiones de las aplicaciones cada vez que la arrancamos conectados a internet. De este modo tendremos las últimas versiones de todas las aplicaciones, con la máxima seguridad, bugs corregidos, mejoras de rendimiento o funcionalidades añadidas.

Entre las aplicaciones descargables se encuentran Firefox, Chrome, Opera, Skype, GIMP, Notepad++, FileZilla, Libreoffice, VLC, etc. Es decir, cuenta con un elenco de lo mejorcito en aplicaciones y en versión portable.

Pendrive de supervivencia

Durante estos años esta suite no ha parado de crecer y de mejorar. De un tiempo a esta parte han mejorado la compatibilidad con otros sistemas operativos mediante emulación. Originariamente solo se podían ejecutar en sistemas operativos Windows. Hoy, utilizando un software de emulación, podemos utilizarlas en Linux, MacOS y BSD.

Pendrive de supervivencia

Gracias a esto tendremos suite ofimática, compresor/descompresor, reproductor, grabador, navegador, mensajería, videoconferencia… todo a nuestro alcance bajo cualquier sistema operativo sin necesidad de instalar las aplicaciones. Si bien es cierto, hay que remarcarlo, que si tenemos acceso a un ordenador que no sea Windows, sin privilegios de administrador y sin posibilidad de instalar los emuladores, ahí tendremos un problema. Un problema que se soluciona arrancando el pendrive de forma booteable con Xubuntu, las aplicaciones básicas preinstaladas y todos los privilegios.

Otras suites de aplicaciones portables

Existen otras suites de aplicaciones portables, como Lupo pensuite. Esta suite ha ido evolucionando hasta convertirse en un clon de las Portableapps, ya que su interfaz se asemeja mucho a la anterior y además comparten la mayoría de aplicaciones portables.

Otras aplicaciones portables

También hay que destacar que existe software privado con versiones portables gratuítas, que no se incluyen en las portableapps. Wireshark (sniffer) y Photoscape (edición gráfica) serían un par de ejemplos que podemos añadir a nuestra suite de manera manual aunque no formen parte originaria del proyecto.

Cuarto paso: Documentación

Este paso es personal de cada uno. Podemos añadir copias de seguridad de documentos importantes, tutoriales, libros, manuales, guías, protocolos, etc. También podéis añadir videos, imágenes, fotos, videotutoriales… cualquier cosa que nos sirva de consulta.

El único consejo que puedo dar es el de procurar tener los archivos en formatos estándar, muy utilizados o perfectamente legibles por los programas. Me refiero a archivos PDF, archivos de Word, de Writer, Excel, archivos mp4, Avi, etc.

Si tenemos un video en formato .mov necesitaremos el software de Apple Quicktime para visualizarlo. Si tenemos una imagen formato .PSD necesitaremos el programa Photoshop para poder visualizarlo y modificarlo. Son solo dos ejemplos de dos programas comerciales que no forman parte ni de Xubuntu ni de nuestra suite de software portable. Y por tanto no podremos hacer uso de ellos, haciendo inútil la presencia de dichos archivos en nuestro pendrive. Salvo que accedamos a un iMac, un MacBook o un ordenador con Photoshop instalado, pero esto reducirá nuestras posibilidades.

Tutorial y videotutorial de cómo crear un pendrive de supervivencia

Si esta entrada tuviese repercusión y comentarios que lo solicitasen, no me importaría currarme en un futuro cercano un tutorial y un videotutorial, explicando paso a paso como crear nuestro pendrive de supervivencia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies