Controles de esterilización

Controles de esterilización

Los controles de esterilización son importantes para comprobar el funcionamiento correcto de cualquier método de esterilización. Esto es debido a la importancia del uso de material esterilizado y a la problemática que supondría para la salud si dicho material estuviese contaminado a causa de un proceso de esterilización incorrecto.

Para certificar la calidad del proceso, y el resultado de la esterilización, se emplean controles de esterilización de diversos tipos:

  • Físicos
  • Químicos
  • Biológicos

Además, para la correcta preservación del material esterilizado antes de su uso, es importante atender a otras cuestiones más allá de los controles de esterilización. Estas cuestiones son el empaquetado, la manipulación y la conservación del material estéril.

Controles de esterilización físicos

Los controles físicos de esterilización son implícitos del propio aparataje y se pueden comprobar con aparataje auxiliar. Se usan en métodos de esterilización tanto físicos como químicos.

Por sí solos, los controles físicos no garantizan el correcto proceso de esterilizado. En cambio, tienen la suficiente importancia como para descartar un ciclo de esterilización si alguno de los indicadores no se cumple.

Indicadores como la temperatura, la presión o el tiempo son controlados por termostatos, manómetros y cronómetros. También se puede recurrir, por ejemplo, a un termómetro introducido en la cámara de un autoclave o de una estufa poupinel, pero no sería igual de fiable porque solo mediría la temperatura en un punto de la cámara.

Un autoclave moderno cuenta con indicadores provistos de sensores dentro del propio aparato. Además, incluyen alarmas visuales y sonoras que avisan si hay algún problema de funcionamiento. Antes de dar por finalizado el ciclo de esterilización y de extraer el material se revisan las gráficas y registros en la tira de impresora del autoclave.

Si existe algún indicador o parámetro que no ha alcanzado los valores estipulados, el ciclo se desecha. El material de dicho ciclo deberá ser esterilizado de nuevo, y si el problema persiste se avisará al servicio de electromedicina o a mantenimiento.

Controles de esterilización

Controles de esterilización químicos

Los controles de esterilización químicos están basados en indicadores colorimétricos. Son tiras reactivas compuestas de franjas con tintas reactivas, compuestas por sales metálicas, que cambian de color.

Como ocurría con los controles físicos, los controles químicos no garantizan el correcto proceso de esterilizado. En cambio, tienen la suficiente importancia como para descartar un ciclo de esterilización si alguno de los indicadores no se cumple. Los controles físicos se comprueban en cada ciclo de esterilización, en cambio, los controles químicos se aplican a cada paquete a esterilizar.

En el mercado existen tiras de control, cintas autoadhesivas, los llamados integradores y el test de Bowie-Dick para autoclaves de prevacío. Además, algunas de estas tecnologías son “multiparámetro”, es decir, atienden a varios indicadores químicos a la vez.

El test de Bowie-Dick es muy importante para comprobar el correcto funcionamiento del sistema de vacío. Consiste en introducir una hoja impresa con sustancias químicas reactivas al vapor, empaquetada, en el autoclave. Una vez dentro se somete al paquete a un ciclo de 134ºC durante 3/3.5 minutos y se procede a su lectura. El cambio de color debe ser homogeneo en las partes reactivas de la hoja para garantizar el vacío.

Controles de esterilización

Controles de esterilización biológicos

Son dispositivos que utilizan formas de resistencia bacterianas (esporas) atenuadas. Conviene remarcar que, después de los priones, las esporas bacterianas son las más resistentes ante la esterilización.

Los controles biológicos se consideran el único medio de garantía para confirmar la esterilización. Aún así, conviene apoyarlos con los controles físicos y químicos para garantizar, aún más, la eficacia de la esterilización.

Las esporas que se utilizan en los controles biológicos son:

  • Bacillus Subtilis: Óxido de etileno y calor seco.
  • Bacillus Atrophaeus: Óxido de etileno, Calor seco y Ozono.
  • Geobacillus Stearothermophilus: Calor húmedo, Plasma Gas, Formaldehido y Ozono.
  • Bacillus Pumilus: Radiaciones ionizantes y Rayos UVA

Se suelen utilizar ampollas o tubos cerrados con esporas, que se someten al proceso de esterilización. Después se ponen en contacto con el medio de cultivo que contiene el tubo y se incuban a temperatura y tiempo determinados. Finalmente se observa si hay cambio de color del medio, que sería señal de crecimiento de microorganismos y de fallo en el proceso de esterilización.

Controles de esterilizacion

Es conveniente colocar varios en diferentes lugares del esterilizador en cuestión. También se utilizan empaquetados y en lugares donde puedan producirse mayores variaciones de las condiciones de esterilización.

1 comentario en “Controles de esterilización

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies