Calibración de pipetas

Calibración de pipetas

La calibración de pipetas es una práctica que realicé durante mis estudios del CFGS de Laboratorio de Diagnóstico Clínico. Aunque esta práctica fue realizada en la asignatura de bioquímica, he encuadrado la práctica en la categoría de toma de muestras, porque se trataba de una práctica de repaso. Nuestra profesora de bioquímica había sido profesora de toma de muestras en otras ocasiones, lo que facilitó mucho la realización de una serie de prácticas de repaso.

Título

Calibración de pipetas.

Objetivos

Realizar la calibración de pipetas automáticas.

Fundamento

La función principal de una pipeta es el paso de un determinado volumen de un recipiente a otro. En cada pipeta viene marcada la cantidad y la temperatura a la que se dispensa dicho volumen. Existen diferentes tipos de pipetas:

  • Pipetas manuales: Son las llamadas pipetas clásicas. Necesitan prepipeteros como material auxiliar para su uso, debido a que la utilización de la boca está en desuso por seguridad, aunque aún existen pipetas “blow-out” que necesitan del soplado para verter. Dentro de esta categoría nos encontramos las pipetas graduadas y pipetas aforadas:

    • Pipetas graduadas: Disponen de una graduación que determina los volúmenes que pueden medir. Pero cuentan con una particularidad, la medida final siempre será más precisa que las medidas intermedias. Es decir, si queremos medir 2 ml con una pipeta graduada será recomendable escoger una pipeta capaz de medir 2 ml en lugar de escoger una pipeta de 5 ml de capacidad y enrasarla en la línea de los 2 ml.
    • Pipetas aforadas: A diferencia de las pipetas graduadas, estas pipetas solo pueden medir un único volumen. Además, cuentan con un ensanchamiento en la parte central de la pipeta que reduce su longitud final. Las líneas de aforo siempre las encontraremos en la zona más estrecha de la pipeta. También es común encontrarnos pipetas con doble aforo, con la particularidad de que nos obligarán a realizar un doble enrase.
  • Pipetas automáticas: También conocidas como micropipetas, debido a que manejan volúmenes más pequeños que las pipetas estándar. Existen capacidades desde pocos microlitros hasta 1 ml o 2 ml según el fabricante. Estas pipetas cuentan con un émbolo que hace las funciones de un prepipetero con tan solo pulsarlo. Pueden albergar uno o varios volúmenes y hacen uso de puntas desechables de plástico.

Material volumétrico en el laboratorio clínicoRepresentación de pipetas automáticas

Calibración del material volumétrico

Si buscamos el significado de la palabra calibrar en el diccionario de la RAE, encontramos las siguientes definiciones:

1. tr. Medir o reconocer el calibre de un objeto, especialmente de un arma de fuego o de un proyectil.
2. tr. Dar a un objeto, especialmente un alambre, un proyectil o un arma de fuego, el calibre que se desea.
3. tr. Calcular o valorar algo. Calibró los riesgos de la operación.
4. tr. Estimar o determinar las cualidades o la importancia de alguien. Emplearán criterios objetivos para calibrar a los candidatos.
5. tr. Fís. Ajustar, con la mayor exactitud posible, las indicaciones de un instrumento de medida con respecto a un patrón de referencia.

El material volumétrico está calibrado para ser utilizado de una forma determinada y a una temperatura estándar. Dicha temperatura es normalmente 20ºC. Conviene tener siempre en cuenta que también los líquidos sufren dilataciones apreciables con la temperatura.

Podemos encontrar material volumétrico con dos tipos de calibración:

  • Material volumétrico calibrado para verter (TD, vert, ex): Llevan como indicador “TD“, “vert” o “ex“. Las pipetas y buretas deben venir marcadas con dicho indicador. En este material la cantidad del líquido que se vierte se corresponde con exactitud con el volumen indicado. La cantidad del líquido adherido a las paredes del vidrio o del plástico, debido a la humectación, ha sido tenido en cuenta a la hora de realizar la calibración.
  • Material volumétrico calibrado para contener (TC, cont, in): Llevan como indicador “TC”, “cont” o “in”. Estos indicadores son propios de matraces afortados y probetas. En este material la cantidad de líquido contenido se corresponde con exactitud con el volumen indicado.

Material

  • Probeta.
  • Termómetro.
  • Vaso de precipitado.
  • Balanza Jadever Sky-300.
  • Pipeta automática:
    • Marca: Spinreact.
    • Nº de serie: AR24938.
    • Modelo: P-4002.
    • Valor nominal: 1000 μl.
    • Factor de corrección: 1.0039 μl/mg

Reactivos

  • Agua destilada.

Técnica

  1. Verte en una probeta un volumen de agua destilada que vamos a destinar a realizar la práctica.
  2. Colocar un termómetro en su interior y a los 15 minutos anotar la temperatura.
  3. Colocar un vaso de precipitado en el centro de la balanza y tararla.
  4. Pipetear, empleando la forma directa, el volumen de agua destilada que nos indica la casa comercial.
  5. Depositar el volumen en el vaso de precipitado y anotar el resultado.
  6. Repetir esta operación un total de 5 veces tarando la balanza en cada pesada y esperando un mínimo de 30 segundos entre ellos.

Cálculos y resultados

Calibración de pipetas

Primero calculamos la media aritmética de las medidas en volumen.

Calibración de pipetas

Con el valor de la media calculamos el error absoluto.

Calibració de pipetas

Calcularemos también el error relativo, dato imprescindible para comparar con los datos establecidos por el fabricante.

Calibración de pipetas

A continuación calcularemos el error aleatorio, indispensable para el cálculo del coeficiente de variación.

Calibración de pipetas

Finalmente calculamos el coeficiente de variación.

Calibración de pipetas

Interpretación de los resultados

Los valores normales comprenden un coeficiente de variación del 0.20% y un error relativo del 0.60% como máximo. Estos valores son indicativos de precisión y exactitud.

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos en la práctica, la micropipeta automática en cuestión no es ni precisa ni exacta.

Observaciones

Es muy posible que el hecho de que la micropipeta automática exhiba esos valores sea debido a la falta de mantenimiento de la misma y a su uso exclusivo en educación. Los alumnos son más propensos a errores de utilización y no sería la primera ni la última pipeta que he visto con colorante en su interior. En cambio, una micropipeta como esta, en manos de un profesional contrastado no sufriría un maltrato así.

Como alumno nunca realicé, por indicación de los profesores, tareas de mantenimiento de pipetas. Y ésta fue la única vez que realicé tareas de calibración de pipetas.

Durante mis estudios, buena cantidad del aparataje funcionaba mal o directamente no lo hacía debido a la falta de presupuesto que impedía el mantenimiento y/o reparación del mismo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies