Barreras Higiénicas en la infección nosocomial

Barreras Higiénicas en la Infección Nosocomial

Antes de abordar el tema de las Barreras Higiénicas en la Infección Nosocomial me gustaría continuar la reflexión con la que finalizaba el tema sobre la Prevención y Control de la Infección Nosocomial.

En dicha reflexión exponía la dificultad de abordar un tema tan extenso y con tanto material escrito por multitud de organismos tanto nacionales como internacionales. También comentaba la dificultad a la hora de desarrollar muchos de los apartados, sobre los que tuve que pasar de puntillas para no correr el riesgo de desarrollar demasiado algunos puntos, dejando en evidencia otros puntos más resumidos. De este modo, además, podía seguir el guión del libro de mis oposiciones, desarrollando lo esencial o lo que consideraba que se podía mejorar.

Otra cosa que remarcaba era el hecho de no abordar temas específicos, como la limpieza del hospital o las medidas higiénicas -que desarrollaremos a continuación-. No solo por lo extenso del tema y la posibilidad de acabar haciendo un ebook sobre un compendio de guías… sino porque son temas que bien merecen un apartado aparte y sobre los que se suele incidir mucho, por su sencillez a la hora de llevarse a cabo, por lo económico de las medidas y por la efectividad que se le presupone. Y digo que “se le presupone” porque no hay que olvidar que las prendas de aislamiento, a excepción de los guantes, figuran dentro de las medidas de eficacia dudosa o no probada.

Barreras Higiénicas en la Infección Nosocomial

Las barreras higiénicas son mecanismos físicos o mecánicos que van a impedir que el agente causal entre en contacto con el sujeto susceptible. Es decir, su objetivo es bloquear el mecanismo de transmisión de la cadena epidemiológica.

La OMS, en su guía de prevención de las infecciones nosocomiales, establece un apartado llamado higiene personal, que no hay que confundir con la importantísima acción del lavado de manos y otro de prácticas inocuas de inyección.

A los apartados descritos le añadiremos las barreras físicas (prendas de aislamiento, llamadas ropas protectoras por la OMS), las químicas (desinfectantes, antisépticos…) y las estructurales (box de aislamiento, salas con presión atmosférica positiva o negativa, filtros de ventilación…).

El lavado de manos y las barreras químicas tendrán sus propias entradas en el futuro, y las barreras estructurales es muy posible que también. En este tema abordaremos los siguientes apartados, con sus respectivas técnicas en lo referente al uso de prendas de aislamiento:

  • Higiene personal
  • Prácticas inocuas de inyección
  • Guantes estériles y no estériles
  • Gorro
  • Calzas
  • Mascarilla
  • Bata estéril

Higiene personal

La OMS establece que todo el personal debe mantener una buena higiene. Deben tener las uñas limpias y recortadas, y abstenerse de usar uñas postizas. También se debe llevar el pelo corto o sujeto, y tener la barba y el bigote cortos y limpios.

Son aspectos de gran relevancia en cuanto a la prevención de las infecciones nosocomiales. Pero también lo son en el ámbito del laboratorio tal y como veremos en el futuro.

Prácticas Inocuas de Inyección

La OMS establece este apartado con el fin de evitar la transmisión de infecciones de un paciente a otro por medio de inyecciones. Para ello, se deben seguir una serie de consideraciones:

  • Elimine las inyecciones innecesarias.
  • Use agujas y jeringas estériles.
  • Use agujas y jeringas desechables, si es posible.
  • Evite la contaminación de los medicamentos.
  • Siga las prácticas seguras de desecho de objetos cortantes y punzantes.

Uso de guantes estériles y no estériles

La OMS establece los siguientes fines para el uso de guantes:

  • Protección de los pacientes: el personal usa guantes estériles para una intervención quirúrgica, el cuidado de pacientes con inmunodeficiencia y procedimientos invasivos de las cavidades del cuerpo.
  • Se deben usar guantes sin esterilizar para el contacto con todos los pacientes en los que hay posibilidad de contaminación de las manos o para el contacto con cualquier membrana mucosa.
  • Protección del personal: el personal usa guantes sin esterilizar para cuidar a los pacientes con enfermedades transmisibles por contacto y realizar una broncoscopia o un examen similar.
  • No se deben reutilizar los guantes desechables.
  • El látex y el cloruro de polivinilo son los materiales usados con más frecuencia para la fabricación de guantes.

Si prestamos atención a las consideraciones de la OMS veremos alguna apreciación obsoleta, como el material de los guantes, debido a que el Nitrilo está muy extendido desde hace tiempo. También apreciaremos la ausencia del uso de guantes no estériles ante el manejo de fluídos. Por ejemplo en el laboratorio de diagnóstico clínico, donde el uso de guantes debería ser obligatorio, y digo “debería” porque la realidad dista bastante de la teoría. La realidad es encontrarte a Técnicos trabajando sin guantes, y ellos pueden formar parte de la Cadena Epidemiológica de la Infección Nosocomial.

Técnica de colocación de guantes estériles

  • Retirar joyas, anillos, pulseras o relojes. Cualquier objeto situado en mano y antebrazo debe ser retirado. En algunos manuales excluyen a las alianzas lisas y en otros ni se mencionan. Lo ideal, no obstante, es retirar cualquier objeto.
  • Lavarse las manos
  • Comprobar que el paquete de guantes estériles está seco, íntegro, cerrado, con indicador de esterilidad y sin caducar.
  • El envoltorio debe ser abierto por personal sanitario que no sea el propio cirujano o especialista. De este modo se evita que lo toque con las manos después del pertinente lavado de las mismas.
  • Sacar el paquete interno que envuelve los guantes estériles y colocarlo sobre un campo estéril. Si no se dispone de uno y la superficie no es estéril, se evitará tocar la misma con las manos.
  • Desplegar ese paquete interno y diferenciar cuál es el guante derecho y cuál el izquierdo, porque vienen marcados.
  • Usando los dedos de la mano izquierda cogeremos el guante derecho por la abertura del mismo. Los dedos deben contactar con la parte interior de la abertura.
  • Introducir la mano derecha en el guante derecho.
  • Con el guante derecho puesto en la mano derecha, usaremos ésta para coger el guante izquierdo por la doblez para elevar la abertura de entrada. Una vez realizado introduciremos la mano izquierda.
  • Readaptaremos los guantes para mayor comocidad y eficacia en la utilización de los mismos.

Técnica de colocación de guantes no estériles

  • Retirar joyas, anillos, pulseras o relojes. Cualquier objeto situado en mano y antebrazo debe ser retirado. En algunos manuales excluyen a las alianzas lisas y en otros ni se mencionan. Lo ideal, no obstante, es retirar cualquier objeto.
  • Lavarse las manos.
  • Colocarse los guantes sin necesidad de una técnica especial.

Uso del gorro

Los gorros o capuchas están fabricados en papel o en tela y se suelen utilizar en cirugía o en unidades asépticas para cubrir el pelo de la cabeza.

Técnica de colocación del gorro

  • El gorro debe colocarse de tal forma que cubra todo el pelo de la cabeza por completo.
  • Los oídos deben quedarse completamente libres, colocando el gorro de tal manera que pase por detrás de las orejas.

Uso de calzas

Las calzas son fundas para cubrir el calzado y evitar la contaminación de zonas como los quirófanos y las áreas estériles.

También se utilizan para aislar los pies del paciente en diversas cirugías o en la realización de endoscopias.

Técnica de colocación de las calzas

  • Las calzas deben cubrir completamente el calzado y colocarse de tal forma que no lo toque.

Uso de mascarilla

La OMS establece que las mascarillas de lana de algodón, gasa o papel son ineficaces. Las de papel con material sintético para filtración son una barrera eficaz contra los microorganismos. Pero no las define.

Podríamos definir las mascarillas como piezas de un solo uso, desechables, que al colocarse delante de la boca y de la nariz actúan como filtro para el aire exhalado. El aire exhalado es rico en microorganismos, que se van a depositar en la cara interna de la mascarilla.

Siguiendo con las directrices de la OMS, establece el uso de las mascarillas en las siguientes condiciones:

  • Las mascarillas se usan en varias situaciones. Los requisitos al respecto varían según el fin.
  • Protección de los pacientes: el personal usa mascarillas para trabajar en el quirófano, cuidar a los pacientes con inmunodeficiencia y perforar diversas cavidades del cuerpo. Basta con una mascarilla quirúrgica.
  • Protección del personal: el personal debe usar mascarillas al cuidar a los pacientes con infecciones transmitidas por el aire o realizar una broncoscopia o un examen similar. Se recomienda una mascarilla de alto rendimiento.
  • Los pacientes con infecciones transmitidas por el aire deben usar mascarillas quirúrgicas cuando estén fuera de su habitación de aislamiento.

Técnica de colocación de la mascarilla

  • Al colocarla debemos asegurarnos de que se adapta perfectamente a la fisonomía de nuestra cara. De este modo evitaremos que queden huecos por donde se escape el aire exhalado sin filtrar.
  • Si el personal sanitario tiene barba, la mascarilla debe cubrirla por completo.
  • Se debe colocar antes del lavado de manos quirúrgico.
  • Se debe atar adecuadamente para evitar que se desprenda de nuestra cara.

Uso de la bata estéril

La llamada bata rusa es utilizada en quirófano por cirujanos e instrumentalistas. En la actualidad suelen ser desechables, construídas en papel impermeable y con el fin de ser un filtro efectivo que impida el paso de microorganismos.

Es una bata amplia, de manga larga y puños elásticos. En su parte posterior lleva una especie de pinza triangular que al atarla cubre completamente la espalda.

En la parte inferior delantera suele tener guata absorbente, para impedir que el tejido se empape durante la intervención quirúrgica y manche el pijama de quirófano que llevan por debajo.

Técnica de colocación de la bata estéril

  • El paquete estéril en el que viene la bata no debe abrirlo el cirujano o instrumentista que se la vaya a poner. Debe ayudarle un miembro del equipo.
  • Una vez abierto el envoltorio, el miembro del equipo que se la va a poner colocará las manos en los hombros de la bata y tirará hacia arriba desenrollándola.
  • El cirujano/persona que se la vaya a poner introducirá los brazos en las mangas.
  • El miembro del equipo se colocará por detrás y cogerá la bata por el interior de las costuras de las mangas y tirará hasta que las manos salgan por los puños. Después atará las cintas del cuello y de la espalda sin tocar la tela de la misma.

Laboratorio de Diagnóstico Clínico

En el laboratorio de diagnóstico clínico no se suelen utilizar algunas de estas medidas, pero en él se aplican otras, como el uso de una mascarilla con filtro específico o el uso de gafas protectoras.

También se utilizan cabinas de flujo laminar como barreras estructurales en el laboratorio de microbiología. En laboratorios de mayor nivel se utilizan trajes específicos e incluso equipos de respiración autónoma, además de contar con duchas especiales en la entrada y salida de los laboratorios. Pero todo eso lo veremos más adelante en profundidad.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies